La campaña se acaba y la mayoría de los periódicos explicitan la victoria de Mas de mañana

Todos los periódicos salvo El Mundo, que no hace mención a los actos de fin de campaña de los candidatos Artur Mas y José Montilla para dar la voz a las opciones minoritarias y pedir, en su editorial, el voto para el PP, dan por hechos la victoria y éxito del candidato de CiU, al frente de un partido unido y entusiasmado. El País critica su campaña, pero también cuestiona a Montilla, cuyos últimos actos de campaña son valorados de manera desigual por las distintas cabeceras.

Si el protagonismo de la edición de ayer para Avui era para Montilla, hoy el diario dedica portada y tres páginas a Mas, frente a la única que protagoniza Montilla.

El rotativo dedica a Artur Mas adjetivos muy favorables, destacando la euforia y emoción de CiU en el último mitin de campaña que celebró ante 20.000 simpatizantes en el Palau Sant Jordi. Se destaca la “reconciliación” política entre los dos rivales convergentes Duran i Lleida y Mas, y se presenta a aquel orgulloso de éste, cerrándose así, según recoge el diario, la pugna interna entre ambos. Madí, el estratega de la campaña convergente, adquiere espacio en la noticia, al ser felicitado ayer por Trias, Mas y Duran i Lleida ayer.

La noticia de Montilla destaca la movilización maratoniana del presidenciable para evitar el abstencionismo. El diario recoge que Montilla critica a Mas por presentarse en su último día de campaña como el president de Catalunya, cuando los resultados no se obtendrán hasta el domingo.

Aunque no forme parte del estudio, resulta interesante destacar que el diario publica una noticia sobre el resultado de la porra que el rotativo hizo entre el 1 y el 26 de noviembre, en la cual han participado 150 personalidades representativas de la sociedad civil catalana, que convierte a Mas, con 59 escaños, en el ganador de las elecciones.

La edición catalana de El Mundo hace suya la jornada de reflexión y sólo da voz la víspera de las elecciones a los grupos minoritarios, independentistas y no independentistas: ni fotos ni textos dedicados a los candidatos de CiU y PSC. No obstante, incluso la edición nacional opina sobre la campaña, con un editorial, que a pesar de no ser objeto de este análisis, resulta interesante por cuanto critica la campaña y defiende al PP como “la opción más útil para moderar a CiU”. Hoy tampoco toman parte las mujeres.

Por su parte, la edición catalana de El País endurece su discurso hacia José Montilla en su última crónica de la campaña del socialista. Le acusa de llegar tarde -pero no mal a algunos asuntos y de no haber salido del área metropolitana. En el otro lado, la crónica sobre el cierre de campaña de Mas comienza de un modo más sosegado que en otras ocasiones, y la fotografía, incluso, parece favorecerle. Pero a lo largo de la pieza se van deslizando críticas contundentes hacia la trayectoria política del de CiU. La página se completa, además, con una pieza de relevancia menor pero de discurso mucho más directo contra Mas, al que acusan de haber estado alejado de la ciudadanía.

En El Periódico de Catalunya lo más relevante puede ser la distribución de los espacios, ampliamente favorable para Artur Mas, al que colocan en portada del diario, de la sección y en el mejor espacio del cuadernillo de elecciones. La fotografía no puede considerarse desfavorable aunque el candidato aparezca con los ojos cerrados, y el discurso es bastante neutro. Aunque Montilla reciba menor espacio, sin embargo, sí recibe un tratamiento más favorable en cuanto al discurso. Además, en el “tema del día” se hace referencia al Barcelona-Real Madrid y a los vaticinios de ambos candidatos sobre el resultado: 3-1 según Mas y 2-0 según Montilla.

También la portada de La Vanguardia es para Mas: fotografía y titular para reproducir sus palabras en el que fue “el mitin más emotivo de la historia” de CiU. La crónica de campaña, de importancia máxima, describe el mitin convergente, y viste de connotaciones épicas la tarea de Mas al frente de su partido que, recuerda, en dos ocasiones ha sido descabalgado del gobierno pese a haber obtenido la mayoría de los votos. En la pieza se presenta al candidato enérgico pero emocionado y respaldado por la militancia, que llenó el Palau Sant Jordi. Su discurso se califica de “antisectario”, y él aparece como el líder sin fisuras del partido, ya que se reproduce el apoyo expreso y explícito de quien hace años fue su rival, Duran i Lleida. También se subraya que además de haber más personas en este mitin que en el del día anterior, celebrado por el PSC en el mismo escenario, el ambiente era mucho más cálido y optimista. Se sugiere que las encuestas anuncian “la peor de las derrotas” para el PSC.

En la parte final de la crónica también se alude al tour de force de ayer de Montilla, cuyo discurso gira alrededor de la oposición entre izquierda y derecha. Se menciona también a Zapatero, cuestionando su credibilidad, precisamente para reproducir sus palabras cuando pide a Montilla que haga una “oposición responsable”. En la pieza dedicada al último día de campaña del PSC se remarca que ese mensaje izquierda-derecha es “una vieja forma de azuzar el temor” a esta última. El texto subraya las debilidades socialistas y la fotografía, nada institucional, presenta a Montilla subido a un cajón en la fábrica Seat en un ambiente algo desangelado, más aún si se opone a la instantánea que recoge el abrazo entre Mas y Duran i Lleida en la pieza de máxima importancia dedicada al candidato. Se asegura que la intervención de Artur Mas resultó “más propia de la noche electoral después de haber ganado” que de cierre de campaña, y se le presenta como virtual vencedor de las elecciones. El despiece y el discurso del periódico acrecienta el vínculo entre Mas y CiU y la catalanidad.

Una última pieza, de máxima importancia, reproduce el proceso de elaboración de la portada de La Vanguardia por parte del candidato José Montilla, cerrando una serie que han ido protagonizando todos los candidatos a lo largo de la campaña. Sobre él se recuerda lo “cuesta arriba” que tiene “retener el cargo”, se le considera serio y discreto, prudente y sincero, modesto, pero a su vez dispuesto a defender su mensaje de campaña hasta el último momento.

Llama la atención que el periódico reproduzca, dentro de la crónica dedicada a la actividad del PSC, el mensaje que el partido envió a la militancia, animando a “todos a votar”, sin cuestionar esta fórmula universal masculina que podría haberse sustituido por otras que integran con mayor certeza al género femenino, que salvo por la figura de la esposa de Artur Mas, apoyando a su marido, ha desaparecido de la información de la jornada.

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: