Archivos por Etiqueta: Alicia Sánchez-Camacho

Avui al lado de Mas y El País al de José Montilla

Las reacciones al escándalo del videojuego y el cuestionamiento directo de Artur Mas de los planteamientos que hace Montilla aparecen con fuerza en las cabeceras analizadas, que salvo las excepciones de Avui y El País apuestan por textos más bien neutros que reflejan e interpretan la estrategia electoral, la imagen y el ideario asociado a ambos contendientes. Destaca que Montilla tiende a aparecer rodeado de cargos socialistas españoles prácticamente siempre. La presencia de la mujer en la campaña se materializa en las informaciones protagonizadas por la candidata Sánchez Camacho y también por la número dos del PSC, Montserrat Tura, mencionadas en varias cabeceras. Pero lo que destaca es el recurso a un orgasmo femenino empleado como reclamo en un video de las juventudes socialistas, que es aludido y reproducido por varias cabeceras.

Avui dedica hoy más espacio a Montilla que a Mas, aunque el tratamiento semántico sea diferente: desfavorable a la candidatura socialista y favorable a la del líder convergente. El diario califica de “electoralista” el pacto del traspaso ferroviario de regionales en plena campaña, y señala que aunque la gestión del servicio haya pasado a manos de la Generalitat, las vías continúan siendo propiedad del Estado. La cabecera también critica que Montilla se presentara ayer como líder para salir de la crisis económica, explicitando que el líder socialista “hace virtud del defecto” y recordando que ya en febrero de 2010 se intentó hacer una sesión monográfica del tema que fue un fracaso y no se llegó a ningún acuerdo.

Auque hoy también el diario se muestre a favor de la candidatura de Mas, le critica que haya dejado de hacer una campaña en positivo para “disparar contra su principal adversario político”. La única aparición femenina en campaña en los artículos analizados, es la de Alicia Sánchez-Camacho, cuya imagen mediática queda dañada por el escándalo del videojuego.

El diario El Mundo en su edición catalana dedica hoy más espacio al todavía president catalán a pesar de hacerlo en páginas pares, lo cual les resta puntos en la escala de atención.  Por una parte se puede leer la crónica de un mitin de campaña, donde tanto en la fotografía como en el texto José Montilla es acompañado por el nuevo secretario de Organización del PSOE. Cabe destacar la página dedicada a la imagen del líder socialista, empleando la misma presentación y mismo enfoque utilizados el día 15 para referirse a Artur Mas; a la periodista que escribe ambos textos Montilla no le parece tan atractivo como Mas. En cualquier caso, ambos textos son neutros, y destaca que a los dos candidatos se les han dedicado consejos estilísticos de una página completa.

En lo que al líder de CiU se refiere, una atención muy alta equilibra el espacio de más brindado a Montilla. Mas critica la excesiva intervención del tripartito y promete liberar a la sociedad catalana de ciertas restricciones si llega al poder. En este sentido, aunque el candidato convergente no sea su fuente principal, es interesante destacar una breve noticia que habla sobre el polémico código ético de Mossos, que sindicatos y otros grupos tachan de demasiado regulativo que, desde la última frase de la pieza, Artur Mas promete derogar. Hoy tampoco se hace alusión a las mujeres en la campaña, aunque sí al video presentado por las juventudes del PSC donde una mujer simula tener un orgasmo al votar a Montilla, y el presentado por Alternativa donde, con connotaciones similares, aparece la candidata Montserrat Nebrera envuelta en una toalla blanca.

Por su parte, la edición catalana de El País dedica hoy menos espacio a los dos principales candidatos. No obstante, sigue mostrando un tratamiento desfavorable hacia Artur Mas, aunque la foto con la que se acompaña la pieza lo retrata por primera vez de frente, mostrando un primer plano de su cara. El tono general es neutro, relatando lo que dijo en el mitin de La Seu d’Urgell, pero incorporando otros datos que critican o cuestionan sus palabras, en particular recordando casos de falta de control de fondos públicos que siguen vinculando a CiU con la corrupción.

En cuanto a Montilla, se señala que de ser reelegido dará marcha atrás en varias medidas estrella del tripartito. Hay un tono de reproche, pero se evita mostrar la foto de Montilla y se pone la de Joan Herrera que no parece estar relacionada con el contenido de la noticia.

El Periódico de Catalunya presenta hoy las diferentes líneas discursivas entre los candidatos Mas y Montilla. Así, presenta a Mas como una alternativa al tripartito y recoge las palabras textuales del candidato: “Mas ofrece una sociedad libre contra la asfixia del tripartito” en una pieza de carácter muy importante con discurso y fotografía neutros. Respecto al candidato del PSC, el diario destaca la idea de que “Montilla vindica su perfil de gestor ante el mesianismo nacionalista”. La pieza, de carácter importante aunque sin foto y situada en página par, recoge las palabras del candidato socialista en los actos de campaña de ayer a los que acudió acompañado de Marcelino Iglesias, secretario de organización del PSOE. Sin embargo, El Periódico dedica especial atención a la fórmula de petición de votos de las juventudes socialistas, que utilizan al orgasmo de una mujer como reclamo. Es precisamente ésta la única aparición de las mujeres en los actos de campaña hoy analizados. El diario recoge imágenes fragmentadas de carácter erótico, de una mujer en el momento de acercarse a las urnas para depositar su papeleta.

De la cobertura prestada por La Vanguardia a los dos candidatos analizados, destaca que las piezas que protagonizan son cada vez más extensas, y que de su análisis semántico lo que se extrae no es tanto que el diferencial resulte positivo o no, sino que las crónicas van interpretando con claridad lo que se considera que es la naturaleza de los dos candidatos. La crónica de campaña presenta a Montilla como un candidato en una coyuntura complicada, que ha tenido que elegir entre la dos “almas”, catalanista y española, del PSC, habiendo apostado por ésta última como decisión estratégica dentro de un marco de referencia estatal. Por oposición, la imagen de Mas se refuerza como defensor de los intereses catalanes.

El relato de la actividad del candidato socialista da cuenta de su encuentro con el mundo empresarial, ante el cual él mismo se presenta como un candidato práctico y apropiado para liderar la salida de la crisis económica. Aunque se reproduzcan de manera literal sus palabras, que juzgan como “ejercicio de autoafirmación”, La Vanguardia señala que hace meses que el Govern intentó poner medidas en ese sentido, pero la cercanía electoral y las tensiones en el tripartito lo impidieron. La cabecera señala de manera expresa, que en el acto de Montilla “como ya es habitual, hubo invitado madrileño, en este caso el aragonés (lit.) Marcelino Iglesias”.

La crónica dedicada a Mas, muy importante, asegura que el convergente entró ayer en el cuerpo a cuerpo con Montilla, “sin perder las formas”, y refuerza su figura como líder del partido retratándolo en un mitin rodeado de militantes y banderas pero no de políticos, y también su catalanidad. Mas, a su vez, encabeza las unánimes críticas respecto al affaire del videojuego, mientras por el PSC es Montserrat Tura quien se manifiesta al respecto. A su vez, destaca que desde la portada haya una llamada a la entrevista con Alicia Sánchez Camacho en el interior, que se titula con sus críticas expresas a la gestión económica como president del candidato socialista. Aparecen diversas mujeres apoyando a los respectivos candidatos, si bien no hay alusiones a políticas de igualdad.

Anuncios

Profusión de informaciones sobre la actividad de campaña de los candidatos, y algunas fotografías poco neutras

Los dos periódicos de ámbito estatal analizados atacan al candidato de CiU, si bien sólo El País ofrece un retrato favorable de José Montilla. Ninguna referencia en los rotativos a políticas de igualdad, y nula presencia de mujeres en la campaña electoral de ambos candidatos, que centran sus discursos en el rol que el futuro Govern catalán podría jugar en el escenario político español.

José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy se convierten en elementos de crítica del diario Avui, al considerar que los líderes españolistas han convertido la campaña electoral catalana en antesala a las elecciones generales de 2012. Cabe destacar que las noticias relacionadas con los actos de campaña del PSC son protagonizadas por el propio Rodríguez Zapatero y los mensajes que éste lanza a Rajoy.

Del mismo modo, el rotativo se muestra favorable con la actuación de Mas, destacando como muy importante la noticia en la que aparece en página impar. Por su parte, Montilla es presentado desfavorablemente y en un segundo término, dado que la primera plana es para el líder del PSOE. Las noticias en las que aparece el presidenciable del PSC adquieren una escala de atención de importante, y siempre en página par.

El Mundo hace una llamada en portada al foro dedicado a José Montilla, entrevista que además de abrir sección ocupa tres páginas del diario. No obstante, aunque el análisis icónico es neutro, ciertas preguntas, entre otras, las que abordan el uso de la lengua catalana en la enseñanza pública, sitúan al candidato socialista en una posición desfavorable. Por otra parte, Zapatero, criticando la política de Rajoy, se convierte en fuente de noticia para las elecciones catalanas. Respecto a Artur Mas, se le dedica una página completa donde “su imagen” es la protagonista, tanto en el texto como en la fotografía: halagos sobre lo “guapo y, además, atractivo” que es, en palabras de la periodista de El Mundo, en un artículo que aborda cómo mejorar la imagen que proyecta, haciendo así un análisis bastante favorable del candidato de CiU a la Generalitat. Un par de páginas antes de los consejos estilísticos, el titular “Mas pide apoyo masivo para gobernar sin muletas” es acompañado de una fotografía donde el líder de CiU aparece con Josep Antoni Duran mientras saludan a periodistas y una multitud de simpatizantes, de lo cual hacemos una lectura también favorable.

Al igual que en los días anteriores, la única mujer con presencia destacable en la campaña es Alicia Sanchez-Camacho, que como líder del PP catalán protagoniza la fotonoticia de portada junto con los líderes populares del País Vasco y Galicia.

Por su parte, la edición catalana de El País dedica hoy menos espacio a los dos principales candidatos. El tema que se analiza hoy es el de la corrupción, que en los últimos años ha salpicado a ambos partidos. De nuevo, El País ataca a CiU y, aunque reconoce que también ha habido casos en el PSC, defiende a Montilla, señalando que “los nacionalistas defendieron a los suyos, mientras que Montilla pidió perdón”. La única foto de Mas le muestra con Duran, de espaldas, en una noticia en la que se acusa a Mas de actuar como el “bueno” en un debate sobre la inmigración en el que es Duran quien hace de “malo”.

Por su parte, El Periódico de Catalunya, dedica sendas páginas a los candidatos  Mas y Montilla. Sobre el primero se recogen tres piezas informativas de carácter importante y muy importante que hacen alusión al convergente como posible President. Las piezas  van acompañadas de discurso y fotografías que le resultan favorables. Respecto al candidato socialista, El Periódico recoge tres piezas informativas de las cuales dos hacen referencia directa a Mas en el titular: “Montilla sigue de lejos a Mas pero acorta las distancias”. La tercera, de carácter importante y con un discurso neutro y fotografía desfavorable que muestra al líder del PSC de espaldas, informa sobre la visita e intervención del Presidente del Estado español José Luis Rodríguez Zapatero en la campaña electoral. Finalmente cabe destacar la ausencia de referencias a políticas de igualdad y presencia de mujeres en la campaña electoral de ambos candidatos.

Para finalizar, la mayoría de la cobertura de la campaña de La Vanguardia está focalizada en la encuesta de RAC1 que aborda la intención de voto a 13 días de las elecciones y que refuerza la mayoría que se prevé que alcance la coalición CiU. La pieza dedicada a la actividad del PSE, muy importante según la escala de atención, queda monopolizada por la primera intervención de Rodríguez Zapatero en un mítin socialista. Se cuestiona el apoyo expreso y explícito del presidente español, protagonista incluso de la tira cómica que acompaña a la crónica, dado que su estrategia y su discurso se consideran desafortunados, y además recuerdan los problemas existentes en el pasado entre los socialistas catalanes y el PSOE, lo cual no resulta beneficioso para el candidato Montilla.

Por otra parte, y como consecuencia de la publicación de la encuesta, se remarca la condición de favorito de Mas, y se indica que “sólo un 22% de los encuestados” apuesta por el socialista, favorito sobre todo de los mayores, y menos valorado en cuanto a su capacidad para mejorar la proyección de Catalunya en el mundo y “defender sus intereses en Madrid”. Sin embargo, La Vanguardia recalca que ambos candidatos son considerados de modo similar en cuanto a honestidad o preparación.

Destaca que la fotografía elegida para ilustrar el acto de campaña del PSC presente a Montilla acompañado por Zapatero en un fondo en el que no aparecen senyeras, y la fotografía de Mas junto a Duran i Lleida reproduzca un escenario en el que un montón de niños -en un acto dedicado a la familia- portan banderas catalanas en sus manos.

Mas aparece como conocedor de la retórica y la estrategia de comunicación, se erige en representante de los intereses catalanes frente a las luchas del PSOE y PP, que entienden Catalunya como una batalla parcial, se muestra optimista y se refiere a Pujol, como la gran institución en la política catalana. Por su parte, en un breve, se refleja la opinión de tres especialistas en imagen que valoran los esfuerzos de Montilla por aprender catalán, si bien no lo domina y está falto de dinamismo.

El apoyo de los líderes estatales a sus candidatos en Catalunya invisibiliza a Montilla

En todos los periódicos se hace referencia a la presencia de Mariano Rajoy y de Alfredo Pérez Rubalcaba en los actos electorales de sus respectivos partidos, lo cual contribuye a que el discurso del PSC no aparezca en boca de Montilla. Por su parte, Artur Mas es el protagonista de la información de CiU en todas las cabeceras salvo en El País, que favorece claramente a su contrincante y le relaciona con la radicalidad en el discurso.

La portada de Avui va dedicada a la presencia del PSOE en los mítines de campaña del PSC. Rubalcaba es el gran protagonista de la jornada, así se aprecia en la importancia que adquiere el titular de portada y la fotografía que le acompaña, dejando relegado a Montilla a un pequeño artículo-llamada, también en primera página. Es Rubalcaba quien insta a CiU a no pactar con el PP, aludiendo a la política anticatalanista de los populares. Atención máxima o muy importante, pues, a la participación del vicepresidente del Gobierno y ministro de Interior que además sale airoso de la irrupción de un grupo de personas contrarias al cementerio nuclear en Ascó -Tarragona-.

A pesar de que la portada va dedicada al PSC, Mas aparece en el titular y es CiU quien protagoniza el mayor número de noticias de la campaña. Estos artículos aparecen siempre en página impar. La del PSC, por su parte, ocupa una página par.

La presencia femenina en el rotativo queda relegada para los número dos de las listas, que mayoritariamente son mujeres -excepto en el caso del PP y ERC-. A pesar de ello, estos nombres no aparecen en los artículos donde se presentan los presidenciables, terreno masculino con la única excepción de la popular Alícia Sánchez-Camacho.

La edición catalana del diario El Mundo dedica dos páginas a la entrevista a Albert Rivera, candidato de Ciutadans, para después hablar sobre el vicepresidente del gobierno A. Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy tras su aparición en diferentes actos de campaña de José Montilla y Alícia Sánchez-Camacho respectivamente. Dos fotografías de los diferentes líderes mencionados aparecen también en la página, ambas muy similares. Por otra parte, otorgando una escala de atención importante a la noticia, las declaraciones de Artur Mas son recogidas en la parte superior de la página impar. Sin imágenes que acompañen al texto, el candidato, a diferencia de ayer, sí hace mención de otros líderes políticos y critica sus campañas, especialmente que en la campaña estén interviniendo líderes políticos del gobierno español. No obstante, no se observa una tendencia ni negativa ni positiva hacia Mas por parte del periódico. En lo que al papel de las mujeres en la campaña se refiere, la líder del PP Alícia Sánchez-Camacho es la única representación visible hasta el momento, aunque cabe subrayar que en la foto que acompaña una de las noticias relacionadas con ERC aparecen, junto a Puigcercós, dos mujeres. Como último apunte, cabe destacar una vez más la invisibilidad del líder socialista catalán José Montilla como fuente de noticia, aunque su nombre aparezca criticado en la sección de deportes con respecto al cambio de fecha del partido FC Barcelona-Real Madrid.

En cuanto a El País, muestra un tratamiento favorable a Montilla, reforzado por una gran foto en la que le muestra triunfal junto al vicepresidente del gobierno español, Pérez Rubalcaba. No aparece ninguna foto de Artur Mas. El diferente tratamiento informativo se observa en los artículos centrados en Montilla, de carácter generalmente positivo, mientras que de Mas se habla sólo en comparación con el tripartito o con el PSC. Vuelve a destacarse el mensaje de que Mas es independentista, aunque no se base en declaraciones del candidato de CiU. También destaca la oposición a toda página que hace El País entre las fotos de Rubalcaba y Rajoy apoyando a sus respectivos candidatos.

Por su parte, El Periódico de Catalunya dedica una pieza de carácter muy importante al candidato socialista, José Montilla, situada en página impar superior. Ésta relata el acto llevado a cabo por el aspirante socialista a la Presidencia de la Generalitat, en el que se destaca la participación del vicepresidente primero del Gobierno. Tanto es así, que la pieza recoge en su titular las palabras de Rubalcaba: “Rubalcaba ataca a Mas por no renegar del PP catalanófobo” y no pone el acento en las de Montilla.

Asimismo, El Periódico dedica a Artur Mas una pieza de carácter importante. El discurso y la fotografía que acompañan a la pieza son neutros. La pieza pone el acento en la “estrategia de la federación nacionalista” a la hora de afrontar la campaña respecto a sus opositores políticos. En este caso, Mas aparece certificado por Ferran Falcó, candidato a la alcaldía de Badalona. La pieza destaca que “Mas repartió algo de cariño, en concreto a su mujer: ayer hacía 30 años del día en el que se conocieron”. Esta es la sola referencia que se encuentra a las mujeres en las piezas analizadas.

En cuanto a La Vanguardia, se mantiene su distribución de la crónica electoral combinando una pieza general descriptiva del proceso con diferentes piezas dedicadas a la actividad de cada uno de los partidos contendientes. La lectura que hace del apoyo de Pérez Rubalcaba y Rajoy a los candidatos de sus respectivas formaciones invita al periódico a sugerir que Montilla es un hombre del PSOE cuyo marco referencial es España y no tanto Catalunya. En este sentido, el apoyo que líderes del PSOE y PP brindan a sus candidatos en las elecciones se interpreta como una escenificación de la batalla política a nivel español. De hecho, también en este caso son las declaraciones de Rubalcaba, y no las de Montilla, las que se reproducen en la pieza dedicada a la actividad del PSC, mientras a su vez se menciona la llamada de atención de Duran i Lleida recordando que las elecciones son catalanas.

La idea del marco referencial estrictamente catalán de CiU se refuerza presentando a Artur Mas en un reportaje cuantitativamente poco importante, pero sí de interés humano, como un candidato accesible, y austero y eficiente, que “gestiona su economía doméstica de acuerdo con los cánones catalanes del seny”. A su vez, se subraya que Mas es un hombre de familia, que lleva 30 años acompañado por la misma mujer, con la cual reparte con escrupulosa igualdad las decisiones relacionadas con la gestión doméstica. Como candidato se le presenta activo, preocupado por el deporte, la xenofobia y la austeridad económica.

En cuanto a la mujer en la campaña, además de las referencias a la candidata popular, en una fotonoticia muy importante aparece Montserrat Turó, número dos del PSC, a la cual se le atribuye la representación de una de las dos corrientes internas de su partido, entre las que surge Montilla como candidato de consenso.

La encuesta del CIS, protagonista

La publicación de la encuesta del CIS que pone de manifiesto la ventaja en intención de voto de CiU sobre el PSC es la protagonista de la prensa catalana, si bien las lecturas del sondeo son heterogéneas. Algunas cabeceras van definiendo sus preferencias, aunque todas coinciden en no atribuir espacios destacados a la mujer.

Avui otorga una importancia mayor a las noticias protagonizadas por el candidato de CiU, Artur Mas, que a las que protagoniza Montilla. De hecho, es destacable el número de piezas que centran su atención en el candidato convergente. El tema principal sobre el que versan las noticias son los resultados de ventaja que otorgan el sondeo del CIS a CiU -59 escaños- sobre el PSC -33 escaños-. Mas es presentado de forma favorable, tanto en el análisis icónico-fotográfico como en el semántico. Bajo el titular de portada: “El CIS deja a Mas a 9 escaños de la mayoría absoluta”, se suceden párrafos en los que se señalan el relativismo moderado con el que CiU acoge estos resultados y despliega un discurso antitriunfalista. Avui destaca que según el informe del CIS Mas es el único presidenciable que aprueba, y que los encuestados le conceden una nota de 5,33.

Por su parte, Montilla es presentado de forma neutral o tímidamente favorable al relacionarlo con un discurso progresista. Es presentado como el “antídoto” para evitar que CiU pacte con PP o ERC. El rotativo cita a David Cameron y Sarah Pallin, políticos que el candidato socialista asimila con Artur Mas.

Cabe destacar que la aparición del género femenino en la campaña es prácticamente inexistente. La única excepción es la aparición de la candidata popular Alicia Sánchez-Camacho, aunque en las noticias analizadas siempre lo hace de forma puntual y sin papel destacado.

La edición catalana de El Mundo abre sección con el PP, dejando protagonismo del candidato Artur Mas para la página siguiente. Tanto la fotografía como el texto presentan al líder de CiU, siempre arropado por su público, de un modo sutilmente favorable. “Ni un reproche al tripartito, ni una crítica a quienes le han dejado siete años en la oposición”, afirma, reproduciendo las palabras del líder: “eso sería hacer una campaña en negativo”. Asimismo, se subraya el discurso de CiU vinculado a la necesidad de una mayoría. Respecto a José Montilla, aunque en uno de los artículos siguientes sí son recogidas un par de declaraciones suyas, no se le otorga un protagonismo destacado; el mismo o menos que al resto de los candidatos y partidos políticos catalanes. Es decir, en una escala de atención alta, el líder de CiU Artur Mas es presentado como un hombre honrado mientras que el actual president de la Generalitat apenas es mencionado, ni favorable ni desfavorablemente.

Por su parte, la edición catalana de El País sigue concediendo mucha más importancia a los dos principales candidatos que al resto de ellos, con un tratamiento informativo claramente favorable a Montilla y claramente desfavorable hacia Mas. Es significativo que El País se haga eco del sondeo del CIS comparando los escaños de CiU con los del conjunto del tripartito, ocultando la gran ventaja de los convergentes sobre el resto de fuerzas y la mala valoración de los catalanes del actual gobierno. Por otro lado, destaca la ausencia de fotografías de los candidatos, y la única publicada hoy de Artur Mas no le es nada favorable, apareciendo al fondo de una foto extraña, un poco borroso y entre dos sillas de ruedas. El País analiza hoy el tema de la inmigración, pero el único líder citado en el texto es Montilla. También es destacable, en estos dos primeros días de campaña, la completa ausencia de mujeres tanto en el discurso como en las imágenes en este medio.

El Periódico de Catalunya dedica dos piezas de carácter muy importante al candidato convergente Artur Mas. La primera, centrada en las propuestas económicas del líder, con una fotografía y un discurso neutro del candidato. La segunda, hace referencia a la intervención de Mas en el programa televisivo semanal Pòlonia emitido en TV3. La fotografía y el discurso que acompañan la pieza son de carácter neutro y descriptivo. Asimismo, El Periódico dedica al candidato socialista José Montilla una pieza de carácter importante, en la que se describen los primeros actos de campaña del líder socialista acompañado de Ramón Jáuregui, ministro de la Presidencia. El discurso que acompaña a la pieza es neutro y la fotografía, en la que aparece sonriente y arropado por el ministro de la Presidencia, resulta favorable al candidato. Finalmente, respecto a la perspectiva de género, ninguna de las piezas recoge declaraciones de los candidatos relacionadas con esta cuestión. El análisis icónico muestra, asimismo, que el espacio público presentado por los medios está íntegramente formados por hombres. Respecto al uso del lenguaje, es apreciable, que la pieza dedicada al candidato socialista hace uso de formulas masculinas como universales para referirse al conjunto del electorado “Montilla reclama responsabilidad a los votantes de izquierda”.

Por su parte, La Vanguardia abre su portada con la noticia de la publicación de la encuesta del CIS aludiendo a una previsible subida de intención de voto para los partidos de izquierda. La noticia es desarrollada en una crónica de importancia máxima y tono interpretativo a lo largo de la cual, no obstante, no hay referencias que no sean neutras ni a Mas ni a Montilla. Sí se extrae la idea de que el tripartido es la opción política que más rechazo genera entre la población catalana, pero no se vincula este rechazo a ningún candidato en concreto. Para dar cuenta de los actos de campaña de los partidos La Vanguardia opta por una doble página que divide en tres piezas muy importantes, dedicadas, en este orden al PSC, al PP y a CiU. El tratamiento icónico de Mas y Montilla resulta favorable a los candidatos en ambos casos. El candidato del PSE aparece arropado por el PSOE: se reparte con el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui la tarea de criticar a sus contrincantes, subrayando el discurso de partido, más que el protagonismo de Montilla, cuyo tono de voz se considera “demasiado neutro”. Por su parte, Mas aparece como un candidato tenaz, y se refuerza su proyección como president al hacerse eco de que emplea una expresión estrechamente relacionada con Pujol: “hoy no toca”.

Sendas piezas breves se hacen eco de que cada uno de los candidatos ha elegido su canción para la campaña y de que en las casas de apuestas Mas es el favorito, empleando siempre un tono neutro. Y fuera ya de las páginas de información electoral, la fotografía de Montilla da cuenta de su papel institucional, al retratarlo en la inauguración de una exposición arqueológica en Barcelona, y se alude, en una noticia importante, a que si alcanzase el gobierno Mas consideraría la posibilidad de ampliar la emisión de bonos de la Generalitat.