Archivos por Etiqueta: Celestino Corbacho

Montilla será presidente o no será nada, y todos los periódicos se hacen eco de ello

La mayoría de las cabeceras dan por hecho que el próximo president de la Generalitat será Artur Mas, y desde esa clave analizan las declaraciones de José Montilla de ayer en las que anunciaba que no se presentaría a una posible reelección. Las fotografías de ambos candidatos son mayoritariamente positivas en todos los periódicos. El Mundo reduce su cobertura en el último fin de semana de campaña, y El País eleva a la portada de su edición nacional la entrevista en profundidad que hace al candidato socialista.

Avui dedica hoy más espacio al candidato Montilla que a Mas. Las noticias y portada dedicadas al candidato socialista abordan el anuncio de su renuncia como presidenciable a las elecciones previstas para el 2014. El rotativo dedica atención máxima o muy importante a este hecho, que además es valorado negativamente al considerarse un anuncio electoralista: “tiene un golpe de efecto en medio de la carrera hacia el 28-N”. La cabecera también recoge algunas palabras del mitin de ayer del PSC, donde Montilla intenta recaptar el voto de su electorado y los indecisos justificando que “puede” que “no hayan estado a la altura” en los últimos cuatro años.

Las reacciones de CiU aparecen en una noticia donde Artur Mas se muestra contundente a la hora de tachar de intento de ganar votos el anuncio de Montilla, y critica la aparición en campaña de vídeos “pornográficos” que pueden contribuir más a la desafección política, en clara referencia a la pieza producida por las Juventudes Socialistas Catalanas (JSC) y al de Montserrat Nebrera, que se presenta como candidata de Alternativa de Govern. La única aparición femenina que se hace en las piezas analizadas es la de Montserrat Tura, que se apunta como candidata a suceder el lugar de Montilla en los comicios de 2014.

Lo más destacable de la edición catalana de El Mundo es la escasez de noticias donde los dos candidatos analizados sean fuente. La portada de sección recoge las declaraciones de José Montilla que anuncia esta será la última vez que se presente a president. La información, de carácter muy importante, es de carácter neutro, con un análisis icónico, una vez más, digno de campaña donde aparece rodeado de gente y acompañado de Celestino Corbacho, Nuria Marín y Josep Borrell. Respecto a Mas, la escala de atención es poco importante ya que la noticia aparece debajo de la ya analizada, es neutra, y habla de la publicación del patrimonio del líder convergente, mencionando las críticas de Mas hacia las campañas electorales de los demás partidos. La fotografía, sin embargo, no es tan positiva, pues muestra la sombra del candidato de CiU con un gesto casi fantasmagórico. Por tanto, una única página para ambos candidatos donde la única referencia femenina es la imagen de Marín.

La edición catalana de El País publica hoy una larga entrevista con el candidato socialista de la que hace eco la portada de la edición nacional. Las preguntas tienen un tono crítico hacia ciertas actitudes y decisiones de su gestión como president de la Generalitat. Por su parte, la atención informativa sobre el candidato de Convergència i Unió se focaliza en las declaraciones del líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Puigcercós, que mientras trata de abrir canales de comunicación con CiU no deja de realizar críticas, en particular sobre el caso de corrupción del Palau. Una vez más, no hay ninguna referencia significativa a ninguna mujer en ninguno de los dos grandes partidos catalanes.

Por su parte, El Periódico de Catalunya destaca hoy, claramente, dos cuestiones de la campaña de los candidatos. La primera es también aquí la noticia de que Montilla no volverá a presentarse a las elecciones. La segunda, el hecho de que Mas y Montilla vayan a publicar antes del fin de la campaña la cuantía de sus respectivos patrimonios. Así, Montilla aparece hoy como noticia destacada, con la puntuación máxima. El diario dedica cuatro piezas al candidato, una de las cuales se extiende a las dos páginas. Tres de las piezas están enteramente ligadas a las declaraciones realizadas por el candidato socialista recogidas en el Foro Primera Plana impulsado por El Periódico y a las reacciones que han suscitado éstas entre sus opositores. La cuarta, analiza el mitin de campaña de Montilla en el que estuvo acompañado por Celestino Corbacho y Josep Borrell.

En lo que concierne a Mas, la cabecera dedica una pieza de importancia máxima, con fotografía y discurso neutros, en la que destaca que “Mas cede al ejemplo de los rivales y difundirá el lunes su patrimonio” e incide en que CIU “acusa al PSC de degradar la campaña para desmovilizar a los votantes”. Finalmente, respecto a la presencia de las mujeres en la campaña electoral, cabe recordar que ninguno de los candidatos ha hecho referencia directa en lo que va de campaña a las políticas de igualdad.

En cuanto a La Vanguardia, lleva en su portada la noticia de que el candidato Montilla anticipa su retirada, y hace el tema protagonista de la crónica de campaña del día: si gana las elecciones será su segunda y última legislatura como president, interpretando que el socialista ha ido a rebufo de Mas, que lleva anunciando esto desde el  comienzo de la campaña. El periódico entiende que el anuncio de Montilla “abre el melón de la sucesión”, interpretándolo como la oportunidad de que Montserrat Tura se postule como próxima líder del partido asumiendo con claridad que el próximo president será el candidato convergente. La pieza dedicada a Mas lo dibuja como un candidato con argumentos democráticos, con capacidad y preparación, porque presenta el programa de su partido ante políticos de otros países en inglés, y serio porque critica la frivolidad de la campaña y los vídeos eróticos –que otros partidos han empleado-, y por segundo día consecutivo es retratado desde un ángulo contrapicado, y eufórico y rodeado de militantes de su partido. En otra pieza en la que se insta a Mas a confeccionar una virtual portada de La Vanguardia, no se ahorran calificativos elogiosos a su capacidad de trabajo y su competencia como político.

La pieza muy importante dedicada a Montilla le resulta positiva en lo icónico, pero el titular reproduce sus palabras de manera literal: “Sólo pido una segunda oportunidad”, lo cual transmite una imagen del candidato socialista como débil e incluso plañidero.

Anuncios

Las reacciones ante los vídeos y la economía adquieren peso y se lo restan al debate identitario

Las reacciones a los escandalosos vídeos que ayer ocuparon parte de la atención informativa son recogidas e interpretadas por varias cabeceras, lo que da imagen de un Montilla poco autorizado en el seno de su propio partido, y un Artur Mas mucho más centrado y prudente. El Mundo obvia al candidato socialista, y El País lo presenta pensativo, frente a la euforia del convergente. La presencia o no de los debates identitarios es interpretada de maneras diferenciadas por las cabeceras, y la economía se presenta como el factor principal entorno al cual gira la campaña.

Avui abre hoy su sección de campaña electoral presentando fotografías de un Mas victorioso, al que el análisis iconográfico le es muy favorable. El tema de la independencia adquiere un destacado lugar en el diario. Se trata de una cuestión aludida timoratamente por los principales candidatos: Montilla descarta la convocatoria de referendos, alega que no serán aprobados y que no es lo que la mayoría de catalanes quiere. Por su parte, Mas aventura una convocatoria de la consulta del concierto económico si necesita reforzar la posición de la Generalitat en la negociación con Madrid, sin aludir directamente a la posibilidad de independencia política.

Otro de los temas que salpica la candidatura socialista es el cuestionamiento del vídeo que las JSC (Joventuts Socialistes de Catalunya) colgaron ayer en su página web y donde aparece una mujer que tiene un orgasmo al votar por el PSC. Montilla se desentiende del vídeo, y desde Madrid, Leire Pajín y Bibiana Aído lo rechazan rotundamente por ser sexista y políticamente incorrecto.

Y también con el polémico video de las JSC y con el de Montserrat Nebrera abre su edición catalana El Mundo, con una pieza en la que la mayoría de las fuentes protagonistas son mujeres; algunas se sitúan absolutamente en contra de dichas imágenes y otras afirman no darle tanta importancia.  En lo que a los candidatos analizados se refiere, a Artur Mas se le otorga una escala de atención alta en una página impar donde pide el voto a la ciudadanía socialista. Sin fotografía, el candidato de CiU vuelve a resaltar la necesidad del concierto económico catalán en una noticia neutra. José Montilla no es fuente principal ni secundaria en la edición de hoy, en beneficio del ex ministro Celestino Corbacho, número tres del PSC, que es protagonista de una entrevista de casi página completa.

La edición catalana de El País se centra hoy en la oferta de pacto entre ERC y CiU ofertada por Puigcercós y de la que ahora se retracta, y le dedica la máxima atención, incluyendo portada, amplia foto y espacio preferente. El tono general es neutro, aunque se realizan algunas valoraciones sobre cómo reaccionaron ante la noticia los militantes de los diversos partidos. Por otro lado, hoy se dedica una página a contrastar las piezas sobre los dos principales candidatos, con espacio más destacado en el caso de Mas y fotografías de ambos. Mientras la foto de Mas, un poco desenfocada, le muestra casi eufórico agitando una senyera, Montilla aparece paseando pensativo. Sigue sin aparecer una sola mujer junto a los candidatos en ningún lugar destacado desde el comienzo de la campaña, lo que comienza a ser ya una conclusión provisional del estudio.

El Periódico de Catalunya dedica hoy sendas piezas informativas a los actos protagonizados por ambos candidatos, centradas principalmente en las propuestas económicas de ambos líderes. Respecto a Mas, el diario dedica una pieza de carácter muy importante con discurso y fotografía neutros que alude a la demanda que dirige a los votantes del PSC instándolos “a que lo apoyen por una vez”, con el fin de lograr fuerza suficiente para dar un giro a la “relación fiscal insatisfactoria con el Estado”. En clave económico-jurídica también, la pieza principal dedicada a Montilla. Es una noticia de carácter importante y con foto y discurso neutros, que recoge las palabras del candidato socialista respecto al uso por parte de CiU del Palau. Asimismo, y en lo que atañe a la presencia de las mujeres en la campaña, la pieza acentúa el discurso de Monserrat Tura, número dos de la lista del PSC, que desvela las propuestas del partido socialista en materia de seguridad y justicia. El diario dedica una pieza de carácter poco importante a la presencia de José Montilla en el Foro Primera Plana que se realizará hoy viernes, y que está impulsado por El Periódico con el objetivo de “conocer y debatir las propuestas de los seis principales candidatos”.

La portada de La Vanguardia recoge las interpelaciones entre Artur Mas y José Montilla, y tematiza entorno a la economía y las medidas de ambos candidatos para enfrentarse a las cuestiones monetarias. La crónica de campaña remarca que Mas parte como favorito, y se le atribuye practicidad, dado que está dejando de lado los debates identitarios para centrarse en la propuesta de medidas económicas efectivas. Se detallan los recursos de campaña escandalosos que han empleado otros candidatos para llamar la atención, destacando que en esta ocasión el candidato convergente está siendo más discreto. De hecho, se destaca una cita literal que se le atribuye, afirmando que “no estamos por tonterías”.

La fotografía refleja la centralidad de la imagen del candidato en la candidatura de CiU, y una de las instantáneas es un contrapicado que lo retrata rodeado de militancia y de senyeras. Por el contrario, Montilla protagoniza una pieza no tan importante como la protagonizada por su contrincante, y la fotografía lo retrata en un mitin callejero, de lejos y poco arropado. Además, La Vanguardia presenta al candidato socialista como poco autorizado, dado que no ha sido capaz de controlar el vídeo lanzado por sus juventudes que tan poco le gusta. La cobertura electoral se completa con un reportaje a página completa en la que se pregunta sobre su propia economía doméstica al candidato socialista, al igual que hace días se hizo con Mas: la fotografía es neutra, y el texto lo presenta como prudente y ahorrador, si bien también alude a los rumores referidos a su alto tren de vida, que el president tiene que matizar y capear.