Archivos por Etiqueta: El Periódico

La campaña se acaba y la mayoría de los periódicos explicitan la victoria de Mas de mañana

Todos los periódicos salvo El Mundo, que no hace mención a los actos de fin de campaña de los candidatos Artur Mas y José Montilla para dar la voz a las opciones minoritarias y pedir, en su editorial, el voto para el PP, dan por hechos la victoria y éxito del candidato de CiU, al frente de un partido unido y entusiasmado. El País critica su campaña, pero también cuestiona a Montilla, cuyos últimos actos de campaña son valorados de manera desigual por las distintas cabeceras.

Si el protagonismo de la edición de ayer para Avui era para Montilla, hoy el diario dedica portada y tres páginas a Mas, frente a la única que protagoniza Montilla.

El rotativo dedica a Artur Mas adjetivos muy favorables, destacando la euforia y emoción de CiU en el último mitin de campaña que celebró ante 20.000 simpatizantes en el Palau Sant Jordi. Se destaca la “reconciliación” política entre los dos rivales convergentes Duran i Lleida y Mas, y se presenta a aquel orgulloso de éste, cerrándose así, según recoge el diario, la pugna interna entre ambos. Madí, el estratega de la campaña convergente, adquiere espacio en la noticia, al ser felicitado ayer por Trias, Mas y Duran i Lleida ayer.

La noticia de Montilla destaca la movilización maratoniana del presidenciable para evitar el abstencionismo. El diario recoge que Montilla critica a Mas por presentarse en su último día de campaña como el president de Catalunya, cuando los resultados no se obtendrán hasta el domingo.

Aunque no forme parte del estudio, resulta interesante destacar que el diario publica una noticia sobre el resultado de la porra que el rotativo hizo entre el 1 y el 26 de noviembre, en la cual han participado 150 personalidades representativas de la sociedad civil catalana, que convierte a Mas, con 59 escaños, en el ganador de las elecciones.

La edición catalana de El Mundo hace suya la jornada de reflexión y sólo da voz la víspera de las elecciones a los grupos minoritarios, independentistas y no independentistas: ni fotos ni textos dedicados a los candidatos de CiU y PSC. No obstante, incluso la edición nacional opina sobre la campaña, con un editorial, que a pesar de no ser objeto de este análisis, resulta interesante por cuanto critica la campaña y defiende al PP como “la opción más útil para moderar a CiU”. Hoy tampoco toman parte las mujeres.

Por su parte, la edición catalana de El País endurece su discurso hacia José Montilla en su última crónica de la campaña del socialista. Le acusa de llegar tarde -pero no mal a algunos asuntos y de no haber salido del área metropolitana. En el otro lado, la crónica sobre el cierre de campaña de Mas comienza de un modo más sosegado que en otras ocasiones, y la fotografía, incluso, parece favorecerle. Pero a lo largo de la pieza se van deslizando críticas contundentes hacia la trayectoria política del de CiU. La página se completa, además, con una pieza de relevancia menor pero de discurso mucho más directo contra Mas, al que acusan de haber estado alejado de la ciudadanía.

En El Periódico de Catalunya lo más relevante puede ser la distribución de los espacios, ampliamente favorable para Artur Mas, al que colocan en portada del diario, de la sección y en el mejor espacio del cuadernillo de elecciones. La fotografía no puede considerarse desfavorable aunque el candidato aparezca con los ojos cerrados, y el discurso es bastante neutro. Aunque Montilla reciba menor espacio, sin embargo, sí recibe un tratamiento más favorable en cuanto al discurso. Además, en el “tema del día” se hace referencia al Barcelona-Real Madrid y a los vaticinios de ambos candidatos sobre el resultado: 3-1 según Mas y 2-0 según Montilla.

También la portada de La Vanguardia es para Mas: fotografía y titular para reproducir sus palabras en el que fue “el mitin más emotivo de la historia” de CiU. La crónica de campaña, de importancia máxima, describe el mitin convergente, y viste de connotaciones épicas la tarea de Mas al frente de su partido que, recuerda, en dos ocasiones ha sido descabalgado del gobierno pese a haber obtenido la mayoría de los votos. En la pieza se presenta al candidato enérgico pero emocionado y respaldado por la militancia, que llenó el Palau Sant Jordi. Su discurso se califica de “antisectario”, y él aparece como el líder sin fisuras del partido, ya que se reproduce el apoyo expreso y explícito de quien hace años fue su rival, Duran i Lleida. También se subraya que además de haber más personas en este mitin que en el del día anterior, celebrado por el PSC en el mismo escenario, el ambiente era mucho más cálido y optimista. Se sugiere que las encuestas anuncian “la peor de las derrotas” para el PSC.

En la parte final de la crónica también se alude al tour de force de ayer de Montilla, cuyo discurso gira alrededor de la oposición entre izquierda y derecha. Se menciona también a Zapatero, cuestionando su credibilidad, precisamente para reproducir sus palabras cuando pide a Montilla que haga una “oposición responsable”. En la pieza dedicada al último día de campaña del PSC se remarca que ese mensaje izquierda-derecha es “una vieja forma de azuzar el temor” a esta última. El texto subraya las debilidades socialistas y la fotografía, nada institucional, presenta a Montilla subido a un cajón en la fábrica Seat en un ambiente algo desangelado, más aún si se opone a la instantánea que recoge el abrazo entre Mas y Duran i Lleida en la pieza de máxima importancia dedicada al candidato. Se asegura que la intervención de Artur Mas resultó “más propia de la noche electoral después de haber ganado” que de cierre de campaña, y se le presenta como virtual vencedor de las elecciones. El despiece y el discurso del periódico acrecienta el vínculo entre Mas y CiU y la catalanidad.

Una última pieza, de máxima importancia, reproduce el proceso de elaboración de la portada de La Vanguardia por parte del candidato José Montilla, cerrando una serie que han ido protagonizando todos los candidatos a lo largo de la campaña. Sobre él se recuerda lo “cuesta arriba” que tiene “retener el cargo”, se le considera serio y discreto, prudente y sincero, modesto, pero a su vez dispuesto a defender su mensaje de campaña hasta el último momento.

Llama la atención que el periódico reproduzca, dentro de la crónica dedicada a la actividad del PSC, el mensaje que el partido envió a la militancia, animando a “todos a votar”, sin cuestionar esta fórmula universal masculina que podría haberse sustituido por otras que integran con mayor certeza al género femenino, que salvo por la figura de la esposa de Artur Mas, apoyando a su marido, ha desaparecido de la información de la jornada.

Anuncios

La presencia de Zapatero en el mitin del PSC en el Palau Sant Jordi, en las portadas de todos los periódicos

El acto de campaña socialista resulta la noticia más importante de la penúltima jornada electoral, y en varias ocasiones da pie a que las cabeceras interpreten el apoyo de la cúpula del partido a la candidatura de Montilla en clave de enfrentamiento con el PP, y no con CiU, cuya victoria el domingo ni se discute. Destaca que en ninguna de las piezas analizadas haya referencias de ningún tipo a política de igualdad o participación de las mujeres, más allá de la presencia de Carme Chacón en el Palau Sant Jordi, precisamente en el día en que se denunciaba la violencia contra las mujeres.

Avui dedica su portada y una noticia de dos páginas al candidato Montilla, frente a una página para Mas, que es citado en portada y entrevistado en el interior. La información de hoy gira en torno al mitin electoral de final de campaña del PSC, destacando la aparición de Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Carme Chacón. González y Zapatero, según el diario, incentivan el voto de quienes si no se abstendrían, proponiendo la candidatura de Montilla como garante de los derechos del bienestar y como solución progresista a la crisis económica. Por su parte, y según el rotativo, Chacón hace un ejercicio de autocrítica por el vídeo realizado por las JSC donde aparece una mujer teniendo un orgasmo al votar al PSC. La fotografía que acompaña en esta noticia sitúan a Montilla en medio de Chacón y Zapatero, y los tres políticos aparecen unidos de la mano.

Avui destaca la entrevista a Mas, y la acompaña de la narración de la jornada electoral, donde se percibe a un candidato escrupulosamente comedido, pues destaca que aunque pueda formar un gobierno fuerte no pretende hacerlo sin el consenso de la mayoría de las formaciones políticas. A pesar de todo, el diario destaca que esta ha sido una campaña “lacónica”, pues las promesas y proyectos presentados no se acompañan de cifras concretas.

La aparición femenina versa en torno de la aparición de Carme Chacón en la jornada de ayer a favor de la candidatura socialista.

La edición catalana de El Mundo ha abierto sección con José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, en una imagen donde el president catalán aparece literalmente tapado por el presidente español. Como en ocasiones anteriores, una especie de despiece breve recoge algunas declaraciones de José Montilla, unas líneas que no dejan de ser un anexo a la noticia principal. En esa misma noticia se destaca que el discurso de la campaña del PSC está desarrollándose más en clave nacional que electoral, señalando que el PSOE aprovecha para criticar al PP.

En lo que a Artur Mas se refiere, el candidato aparece en una noticia importante, que afirma que “el tono del mitin fue el de costumbre: nada de riesgos innecesarios”, precisamente la misma actitud que ha tomado El Mundo abordando la información sobre Mas desde una neutralidad generalizada. Hoy tampoco existen las mujeres.

Por su parte, la edición catalana de El País abre su cuadernillo con el cierre de campaña de Montilla en un intento manifiesto de llamar al voto: triunfalismo sin exceso, arrope al candidato y la mención de la corrupción de CiU protagonizada por Chacón, a la que se le reconoce mayor poder de convocatoria que al propio Montilla. Si bien en una primera pieza, El País le cede protagonismo al candidato socialista, en la segunda Zapatero y González llevan el debate a la política española. La pieza sobre la campaña de Mas queda relegada, y el tratamiento discursivo y fotográfico que recibe el candidato de CiU es constatablemente peor que el del PSC.

El Periódico de Catalunya centra hoy su atención en los actos de campaña de ayer. Así, el diario dedica tres piezas de carácter importante a Montilla de las cuales una es una entrevista en profundidad, que se centra principalmente en cuestiones de carácter personal, dejando de lado las propuestas de campaña. Sin embargo, las piezas directamente ligadas a los actos de electorales, muestran una vez más a Montilla acompañado de figuras destacadas del PSOE: Jordi Hereu, Carme Chacón, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. El diario destaca el acompañamiento de estas figuras externas hasta tal punto que el encabezado de las piezas recoge las palabras de Zapatero  sobre las de Montilla: “Zapatero afea a PP y CiU que minen la confianza de Catalunya y España”.

A su vez, El Periódico dedica una pieza de carácter muy importante a Mas, con fotografía y discurso neutros, reincidiendo en las propuestas de CiU para destituir al alcalde de Barcelona: “CiU vuelve a pedir la destitución de Saura a sólo tres días del 28N”. El acto realizado ayer por este partido se centra en las políticas sociales que propone el convergente. Sin embargo, destacamos que ni las piezas dedicadas a Mas ni las del PSC recogen alusiones a las políticas de igualdad o participación de las mujeres, en un día tan señalado como ayer.

Para finalizar, la portada de La Vanguardia opone sendas fotografías del apoyo que Zapatero y Rajoy brindan a los candidatos de sus respectivos partidos. La muy importante crónica de campaña, a doble página, apenas menciona a Mas, y se centra en la valoración del discurso socialista, recordando que el Palau Sant Jordi fue el escenario en el que los responsables de este partido se comprometieron a respetar la reforma del Estatut que resultase aprobada. La Vanguardia considera significativo que el mitin socialista lo cerrara Zapatero, y no Montilla, “que al fin y al cabo es el president y es el candidato”.

En una pieza muy importante se insiste de nuevo en el mitin socialista, subrayando en el texto y también en las fotografías, la presencia de Zapatero, Carme Chacón y Felipe González, y el discurso alrededor del eje izquierda-derecha. Se sugiere que los socialistas declararon que había más asistentes al mitin que los que realmente hubo.

Por su parte, la actividad de CiU se refleja en dos páginas consecutivas, par e impar: en la primera se da cuenta de la intervención de Artur Mas en el foro Barcelona Tribuna, con el que colabora La Vanguardia, y se reproducen declaraciones entrecomilladas del candidato referentes a su futura relación con el gobierno español y a cuestiones relacionadas con la fiscalidad. La segunda pieza desvía la atención sobre Mas, e incide en el discurso de Duran i Lleida, que aparece junto con el candidato y Josep Poblet bajo una senyera.

Las cabeceras refuerzan sus posiciones ante los candidatos

La bipolarización de la campaña electoral se va marcando de un modo cada vez más claro. Avui entrevista a José Montilla, El Mundo coloca a Mas en el ojo del huracán, y José Blanco roba protagonismo al candidato socialista. Las mujeres, ausentes de la campaña en un día de reivindicación. Quizás mañana los periódicos se hagan eco de las acciones enmarcadas en la jornada de lucha contra la violencia contra la mujer que puedan tener lugar hoy.

Avui destaca en portada la entrevista con José Montilla, y en su interior subraya lo que el diario considera el “tercer golpe de efecto”: el anuncio de contar con Mascarell y Castelles en un futuro gobierno capitaneado por el PSC. Para el diario no hay duda de que se trata de contar con los pesos pesados del ala catalanista del PSC e incluso califica la lista electoral de los socialistas catalanes como un “juego de equilibrios entre las diferentes sensibilidades del partido”.

El discurso del diario resulta muy favorable para Mas: el rotativo afirma que el candidato convergente ha sabido llevar un tono constructivo y, según las encuestas, le ha sido positivo. Avui remarca, nuevamente, la voluntad de proponer el concierto económico, una de las grandes propuestas de CiU, y también destaca que la sostenibilidad no puede estar monopolizada por un “partido tan ‘minoritario’ como ICV-EUiA”. Igualmente, recoge las críticas que ayer vertía Antoni Duran i Lleida sobre el spot de campaña de Laporta, donde aparece una actriz porno con una estelada pidiendo la independencia. El diario reproduce las palabras del líder de Unió respecto a que la independencia de Catalunya es un tema muy serio y no hay que hacer el “ridículo”. Una vez más, el género femenino se menciona en campaña para ser utilizado como reclamo.

Los protagonistas de la edición catalana de El Mundo son los fondos monetarios y el concierto económico. Son varias las noticias que hacen hoy referencia a Artur Mas, quien aparece incluso en la edición estatal, en referencia a los fondos “opacos” familiares que supuestamente ha ocultado el candidato. Esta misma noticia es reflejada en un pequeño despiece dentro del Foro El Mundo que le dedica dos páginas de preguntas al candidato de CiU. Con una escala de atención muy importante, el líder convergente responde seguro de sí mismo a todas las preguntas, ofreciendo una imagen favorable respecto a su capacidad política. No obstante, el análisis icónico no le es favorable en esta ocasión, ni en lo que se refiere a ésta noticia, ni en la que aparece en la página 20, que se centra en el concierto económico. Respecto al candidato socialista, es José Blanco quien hoy le resta protagonismo, incluso en la fotografía, donde como ha ocurrido en ocasiones anteriores, el cartel de campaña es la única referencia gráfica del líder del PSC.

Resulta digna de mención la pieza “Los que andan tras los candidatos”, que habla de los y las número dos de las listas, de las cuales dos hombres y cuatro mujeres, las cuales apenas han tenido presencia alguna durante la campaña y que incluso han sido denominadas bajo un prisma léxico masculino.

La edicion catalana de El País concede más y mejor espacio a Montilla que a Mas. Hoy se critica abiertamente a Mas, particularmente en el tema de la velocidad en las carreteras de acceso a Barcelona, y la fotografía es desfavorable. A Montilla se le dedica un tono favorable aunque la fotografía no le es demasiado favorable. El País, al entrar en la recta final de la campaña, introduce la idea del voto útil en diversas piezas y respecto a varios candidatos.

En el Día Internacional contra la violencia contra las mujeres, El Periódico de Catalunya recoge varias y diversas piezas informativas respecto a la campaña de los candidatos cuyo eje fundamental se centra en los resultados de las encuestas preelectorales que dan la victoria a Mas. Éste es noticia en cuatro piezas, de las que tres son de carácter muy importante. Bajo titulares como “Mas preside la campaña”, el diario recoge los resultados del barómetro preelectoral que pone al candidato convergente al frente del Parlament de Catalunya. Destaca la dimensión económica del discurso de Mas frente a otras. Asimismo, las piezas que centran el análisis de la campaña de Montilla, muestran al candidato socialista acompañado por Jordi Hereu, alcalde de Barcelona, en un acto a pie de calle del que el diario destaca que “Montilla desvela que cuenta con Castells y Mascarell para gobernar”, reforzando las certificaciones externas del aspirante socialista. Cabe destacar que no se han detectado piezas informativas relativas a las políticas de igualdad ni a la participación de las mujeres.

La portada de La Vanguardia subraya la bipolarización de la campaña, abriendo con sedas fotografías de Mas y Montilla, aquel en postura reflexiva, éste acompañado por dos niños inmigrantes. Aunque el titular los enfrenta directamente y los relaciona con las medidas propuestas para superar la crisis económica, el subtítulo es para la propuesta de CiU. La crónica que desarrolla esta noticia los señala como “los dos aspirantes reales” al Govern, y subraya por paradójico que Ramón Jaúregui haya coincidido con uno de los planteamientos económicos de Artur Mas. El periódico reproduce los pronósticos en materia económica del candidato de CiU y los relaciona con las declaraciones de Zapatero, pero Montilla no es ni mencionado.

En la crónica dedicada a la actividad del PSC el candidato aparece en la fotografía acompañado por José Blanco, que dado el enfoque y el gesto, pulgar hacia arriba, se convierte en el auténtico protagonista de la instantánea. La pieza, importante pero en página par, comienza afirmando, literalmente, que “volver a gobernar parece muy difícil para el PSC”. Se destaca el último giro catalanista de Montilla para su futuro Govern, intentando emitir una idea de eficacia y de superación del tripartit. La pieza dedicada a CiU, encarada con la anterior y en página impar se acentúa el discurso catalanista en una plaza propicia para ello, Girona, y se destaca el tono moderado de Mas, que evita confrontarse directamente con Montilla –de ello se encarga Duran i Lleida-. En un pequeño despiece se adelantan los pronósticos de los seis candidatos de cara al partido de fútbol del lunes, y se remarca que tanto Montilla como Mas son “declarados culés”.

Para finalizar, La Vanguardia incluye a página completa un reportaje algo folklórico en el que, a cinco columnas, describe el análisis realizado por dos expertos de los caracteres de cinco candidatos a través de sus firmas y de la morfología de sus caras. Se comienza analizando a Artur Mas, del que destaca su tenacidad en el trabajo, su carácter ejecutivo y valiente, que es seductor en la corta distancia, pragmático y obstinado, y hábil en la argumentación. De Montilla, inmediatamente después, se subraya que “tiene las ideas claras y un punto de obstinación”, mentalidad reflexiva pero flexible, que está ávido por conquistar el poder, y es pragmático, con gran capacidad de trabajo y autodisciplinado.

El cara a cara frustrado es el protagonista principal en todos los periódicos

Las cabeceras relatan las circunstancias extremas en las cuales finalmente se frustró el careo entre Mas y Montilla, el cual se convierte en el auténtico protagonista de la jornada, e incide también en los actos de campaña a los que los candidatos no pudieron acudir. Sendas entrevistas en El Periódico de Catalunya y La Vanguardia a José Montilla, que sin embargo desaparece de la crónica electoral de El Mundo y limitada presencia de mujeres en la víspera del Día contra la violencia ejercida contra las mujeres.

Avui centra hoy su protagonismo en el cara a cara que no pudo ser. Montilla es el candidato al que el diario hoy le otorga una mayor atención, aunque el tratamiento semántico le es desfavorable, pues subtitula que “la Junta tumba la propuesta de Montilla” haciendo recaer sobre el candidato socialista la responsabilidad de la propuesta fallida. Mas y CiU aparecen en el diario de forma más comedida, sin atacar al contrincante, y aceptando la resolución de la JEC (Junta Electoral Central). En este punto, el diario recoge como reacción de CiU que Montilla debía haber sabido que se necesitaba un margen de seis días para celebrar el careo, y según recoge Avui, el PSC responde valorando la posibilidad de presentar un contencioso administrativo contra la JEC porque entiende que la situación “no fortalece la democracia”. El diario aporta una copia de la resolución de la JEC en su edición, fortaleciendo el destacado que ayer emitía al recordar la normativa sobre la que se regulan los cara a cara mediáticos.

Avui subraya en diversas ocasiones la situación “rocambolesca”, “surrealista” y “atípica” que se vivió en la jornada de ayer, en la cual los candidatos no pudieron participar de los mítines de sus partidos a la espera de la celebración de la contienda dialéctica que esperaban. Las fotografías que se publican hoy son de Montilla, que aparece neutral según el estudio iconográfico, y del estudio de TV3 donde se iba a realizar el debate, y con menos presencia también aparecen retratados dos miembros del JEC.

Por su parte, la edición catalana de El País sigue tratando en esta recta final de campaña de forma neutra a Mas, si bien insiste con el tema de la corrupción. La gran noticia del día, en portada, es aquí también la imposibilidad de celebrar un debate cara a cara entre Mas y Montilla, lo cual el periódico considera un intento de estos dos partidos por polarizar la campaña. Llama la atención que ayer este medio considerase que el PSC tenía mucho que ganar y poco que perder y que hoy diga lo contrario. También sorprende el gran espacio que se dedica, en doble página, a reflexionar sobre la conexión entre el fútbol y la política a consecuencia del partido que jugarán el Barcelona y el Madrid el día siguiente a las elecciones.

También El Periódico de Catalunya centra hoy su atención en el hecho de que la JEC no haya permitido la realización del debate: son varias las piezas y los artículos de opinión -aunque éstos no entren en nuestro análisis- centrados en la decisión de la Junta y en el hecho de que “PSC y CIU se culpen de que no haya habido duelo televisado”. Más allá de esto, el diario dedica al candidato socialista una entrevista situada en página impar, con discurso y fotografía favorable, en las que predominan las preguntas personales frente a las ligadas a las propuestas de campaña, y que presenta a Montilla como un hombre con una “capacidad de trabajo proverbial”. En lo que hace referencia a Mas, el diario destaca una noticia de carácter importante resumiendo el acto de campaña del candidato convergente sobre seguridad. Se destaca de su discurso el hecho de que “niegue que la limitación de la velocidad reduzca la mortalidad”. Finalmente cabe destacar que una jornada antes del Día Internacional contra la violencia ejercida contra las mujeres, ninguna de las piezas ha recogido propuestas de campaña de los candidatos sobre políticas de igualdad.

También para la edición catalana de El Mundo la prohibición del cara a cara entre Artur Mas y José Montilla ha sido la noticia de campaña más importante del día. La Junta Electoral ha dio la razón al PP y ERC y eso provocó que el plato de TV3 se quedara vacío, como muestra la imagen elegida para la noticia. En lo que a los candidatos se refiere, Montilla vuelve a desaparecer. Artur Mas, por su parte, habla sobre la eliminación del límite de velocidad de 80 kilómetros por hora y otras medidas impulsadas por ICV en anteriores legislaturas, desde un texto importante con un enfoque similar al dado al candidato de CiU durante toda la campaña: neutro aunque con un tratamiento amable. El análisis icónico, también neutro, no muestra ningún acto electoral sino al líder de CiU caminando por un hotel junto a otros políticos. También destacan las dos páginas y llamada en portada que informan sobre la prescripción y consecuente cierre del caso de delito fiscal del padre de Mas.

Una vez más, la única mujer activa en la campaña ha sido Alicia Sánchez-Camacho. Y como último apunte, la referencia al partido Barça-Madrid en la tira cómica que dice así: “El cara a cara que realmente interesa esta semana”.

En La Vanguardia, las informaciones respecto al cara a cara monopolizan la jornada desde la portada, y relegan a un papel secundario a la actividad de campaña de ambos candidatos. La crónica, de importancia máxima, que relata lo acontecido alrededor del debate y su no autorización, califica lo acontecido de “verdadero sainete”, se hace eco de varias lecturas que interpretan que el interés de Montilla por celebrar el careo responde a una estrategia para avivar una campaña de la que ya estaba descabalgado, y la tira cómica, de nuevo, tiende a ridiculizar al candidato socialista. Hay referencias a que en los actos de fin de campaña tanto él como Mas echarán el resto, acompañado uno por “todos los pesos pasados del PSC”, expresamente Felipe González y Zapatero, y el otro por los líderes territoriales, Duran i Lleida y Pujol, que intervendrá junto al candidato convergente en un mitin “por primera y última vez en toda la campaña”.

La cabecera dedica tres páginas a una entrevista con Montilla, si bien no la anuncia de su portada. Tiene, al igual que la fotografía que la acompaña, cierto carácter institucional, y se le plantean algunas de las mismas preguntas que hace unos días los mismos entrevistadores dirigieron a Mas en una entrevista equivalente. Una pieza muy importante da cuenta de que el candidato convergente no pudo asistir al mitin de su partido de anoche debido al debate, y la crónica la protagoniza Duran, haciendo campaña en nombre de Mas, que sí sale en la fotografía, retratado con un teléfono en la mano dado que ayer “se pasó el día de ayer pendiente” de él. Se reproducen las palabras de Duran arengando a los militantes de CiU a votar pese a la “apatía general” y mostrando la necesidad de que el gobierno que salga de las urnas sea poderoso para no tener que pactar con otras opciones. La única mujer mencionada hoy es Montserrat Tura, que ocupó el puesto de Montilla en el mitin que estaba previsto que éste diera y al que no pudo acudir por el frustrado cara a cara.

La posibilidad de que se celebre el cara a cara entre los dos candidatos y los porqués de su interés copan la atención de los periódicos

En todas las cabeceras se detallan los motivos por los cuales Mas y Montilla están dispuestos a participar en un encuentro improvisado que todavía no ha sido aprobado y que se celebraría esta noche en TV3. Ambos líderes son retratados favorablemente a través de las imágenes, pero el análisis semántico deja traslucir algunas tendencias. El anuncio de que por primera vez podría haber una mujer presidiendo el Parlament introduce una nueva variable en el discurso de CiU, y los periódicos amplifican la propuesta.

Avui publica hoy un buen número de artículos dedicados a José Montilla, a quien cede también el protagonismo de la portada. El análisis semántico no le es favorable, aunque sí el fotográfico. Mas ocupa dos noticias, donde se le presenta de forma favorable, cuyo contenido versa alrededor del cara a cara exigido por Montilla. El diario hace retrospectiva y sitúa la primera demanda del candidato socialista para este encuentro con Mas en el 15 de noviembre, aunque entonces pedía dos encuentros, uno de ellos en castellano y que fuese emitido por una televisión estatal. El rotativo explica que desde el debate del pasado domingo Montilla ha insistido en todos sus mítines políticos en ese cara a cara, y finalmente acepta que sólo sea uno y en catalán. Ahora sólo se espera que la Junta Electoral Central apruebe este espacio, que se transmitiría esta noche por TV3.

A este respecto Avui aclara que la legislatura dicta, y la Junta Electoral fija, según una resolución de 1999, es que los medios que quieran hacer debates con sus candidatos lo deben notificar cinco días antes de la propuesta de emisión.

Felipe González es uno de los líderes políticos del PSOE que roba protagonismo fotográfico a Montilla -que no aparece con él- subrayando a su vez el reproche que hace al candito socialista por el “ruido” que ha hecho el tripartito para ensordecer la gestión realizada.

En la portada y apertura de sección de la edición catalana de El Mundo, también se sitúa el posible debate cara a cara, un encuentro que se recuerda que aún está sin confirmar y que ha generado polémica y enfado entre los demás líderes políticos no invitados. Las fotografías que acompañan dicha información muestran, por una parte, a los caganer personalizados de cada candidato y candidata, y por otra parte, al president Montilla abrazando a Felipe González. Esta segunda fotografía en realidad hace referencia a una noticia breve con forma de despiece protagonizada por el candidato socialista, quién una vez más es arropado por líderes estatales.

Al candidato convergente se le otorga una escala de atención muy importante en una noticia donde subraya la idea de nación para Cataluña e incluso defiende la independencia para esta. Al final del texto se hace referencia a Núria de Gispert, la presidenta del Parlament en caso de que CiU gane las elecciones. Este anuncio se aprovecha para matizar la importancia que tiene, según el partido nacionalista, la igualdad de género tanto en la sociedad como en la política. Como adelanto de conclusiones respecto al tratamiento que reciben los candidatos analizados, la fotografía y texto informativo sobre Mas, aun si ser claramente favorables, destacan el lado más positivo del candidato; mientras, Montilla, aun habiendo aparecido en la apertura de sección, aparece dentro de otra noticia mucho más destacada y comparte protagonismo siempre con otros líderes socialistas.

La edición catalana de El País sigue tratando favorablemente a Montilla, pero ha suavizado el tono crítico hacia Mas. Hoy, como en los últimos días, el tono más amable respecto a Mas se plasma principalmente en las fotografías, aunque en la entrevista las preguntas han tratado de poner en apuros al líder convergente. El tratamiento hacia Montilla es bueno tanto en el tono del texto como en las fotografías, y se usa el carisma de Felipe González para apoyar el último intento de remontada. Se lanza la idea de que la última posibilidad socialista es el debate cara a cara que enfrentaría a los dos principales candidatos, en el que se sugiere que Montilla tiene mucho que ganar y poco que perder. Aparece una entrevista a una de las candidatas del PSC en la misma página que se dedicada a los dos candidatos, aunque en pieza distinta.

También El Periódico de Catalunya centra hoy su atención en el posible debate Mas-Montilla, al que dedica dos piezas informativas de carácter importante, en las que alude a las críticas del resto de partidos y al interés que los candidatos tienen en participar. Asimismo, El Periódico destaca, con una pieza de carácter importante, el mitin realizado ayer por la agrupación socialista en Granollers, subrayando la presencia de Felipe González en el acto y la idea de que éste “advierte del riesgo de un tripartito con CDC, Unió y PP”. En lo que respecta a Mas, el diario dedica una pieza de carácter muy importante en la que refleja la reclamación de Mas sobre una mayor “participación para lograr la ola del cambio”. Es en esta misma pieza donde se encuentra una alusión a “la igualdad” de derechos entre mujeres y hombres, destacando las declaraciones vinculadas a la dimensión formal del encuentro. En éstas se hace alusión al apunte del convergente sobre “que si los resultados lo permiten, la dirigente de Unió Núria de Gispert (…) se convertirá en la primera presidenta del Parlament”.

Como no puede ser de otro modo, también La Vanguardia lleva a su portada la incertidumbre respecto a si el cara a cara entre Mas y Montilla podrá celebrarse finalmente, si bien la noticia principal de la primera plana deriva, por tercer día consecutivo, de los resultados de la encuesta electoral encargada por el medio: “La mayoría quiere el concierto económico”. En la crónica de campaña, de carácter muy importante y a dos páginas, se remarca que al candidato socialista “los sondeos no le son propicios” y “no tiene nada que perder” por participar en el debate a dos, mientras Artur Mas está “dispuesto a aceptar lo que le echen”. Se da por hecho que los debates no favorecen a Montilla, pero que éste le ayudaría a polarizar la atención del electorado, y contribuiría a activar el voto, lo cual beneficiaría a Mas. La fotografía de la pieza retrata a Felipe González sobre un fondo del cartel de campaña en el que se adivina a José Montilla.

La crónica de la actividad del candidato socialista deja a las claras que el tono de las críticas de Montilla a Mas ha subido, y se destaca que emplee el “verbo hiriente” para cuestionar a Mas en particular y los presuntos casos de corrupción que han salpicado a CiU en general. La fotografía lo presenta de lejos, flanqueado por el resto de intervinientes en el almuerzo organizado en el foro Tribuna con la colaboración de La Vanguardia, y no se menciona el apoyo expreso que recibe el candidato por parte de Felipe González hasta el final de la pieza. Por su parte, la noticia protagonizada por Mas, del tamaño equivalente pero ubicada en página impar -la pieza dedicada a Montilla está en página par- recuerda que la comarca de Osona, donde tuvo lugar el mitin de ayer, es de marcado carácter nacionalista y fue decisiva para la primera mayoría de Pujol en 1984.

Montilla anuncia que su Govern sería paritario, y Mas hace público que, si está en sus manos merced a una mayoría que no le obligue a pactar con otras formaciones, por primera vez una mujer presidirá el Parlament de Catalunya. Este anuncio se produce en un acto en el que se presentan las propuestas en materia de igualdad y se subraya la importancia de la visibilización del papel de la mujer en la sociedad.

La cobertura del debate electoral polariza la campaña, y Zapatero eclipsa a Montilla

Todas las cabeceras interpretan el desarrollo del debate electoral emitido por TV3, subrayando la posibilidad de que pueda llegarse a un enfrentamiento a dos bandas entre los candidatos socialista y convergente, que es tratado como virtual ganador de las elecciones de manera generalizada. El apoyo recabado por Montilla de manos de presidente Zapatero es un regalo envenenado, dado que desplaza el protagonismo del catalán y lo presenta como subsidiario del Partido Socialista. Fotografías, en su mayoría, favorables a los candidatos a los que retratan.

Avui se manifiesta favorable a la candidatura de Mas, así lo demuestra la portada y las dos noticias que dedica íntegramente al presidenciable convergente, frente a la única pieza informativa de la que Montilla es el protagonista, a instancias de Zapatero, quien es quien cita de manera directa al líder socialista. El diario se hace eco del debate que ayer se ofreció por TV3, y presenta a un Mas medido en sus respuestas firmes y claras, frente a un Montilla que, según el rotativo “se apagó progresivamente”. Avui también recoge el mítin electoral que CiU ofreció en Barcelona, noticia que le es muy favorable al candidato convergente y donde se recoge la promesa de Mas ya no sólo a su electorado, sino también a los indecisos de todos los demás partidos: “no fallaremos”. El discurso se emite sabiendo que las últimas encuestas presentan a CiU como el partido ganador de estos comicios, frente a un PSC muy debilitado.

La noticia electoral protagonista de la portada de la edición catalana de El Mundo también ha sido el debate televisado de anoche, donde según el rotativo Artur Mas parecía no haber “ejercido de president”. No obstante, en la página 20, el líder de CiU es presentado como ganador de las elecciones, y se plantea que lo que se comprobará el domingo será si consigue no la mayoría absoluta. Respecto al análisis icónico, se vuelve a repetir la imagen electoral de un mitin repleto de simpatizantes del partido convergente, imagen en la que Mas abraza al ex president Jordi Pujol. En lo que a José Montilla se refiere, parece haberse convertido habitual que sea otro líder socialista el protagonista y fuente de la campaña del PSC, que en este caso es el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero. La fotografía de la noticia, donde aparece el cartel de campaña que muestra la cara de Montilla, es la referencia más destacada sobre el líder socialista catalán.

También la edición catalana de El País centra su atención en el debate entre todos los candidatos, aunque, de nuevo, dedicando mucho más espacio a Mas y Montilla. La crónica del encuentro emplea tono neutro, al igual que la fotografía. En la pieza dedicada a Montilla el rotativo le trata de forma amable y pone el énfasis en la idea del candidato de que la remontada es posible en contra de los vaticinado por las encuestas. La fotografía es casi triunfal, con Montilla flanqueado por Zapatero, sonriendo y en actitud celebratoria. En la pieza dedicada a Mas se observa que El país va abandonando el tono tan crítico del comienzo de campaña y se muestra mucho más neutro tanto en el texto como en la fotografía, que por primera vez muestra a un Mas en primer plano, saliendo favorecido y con unas senyeras a su espalda.

Por su parte, El Periódico de Catalunya dedica hoy su atención a dos hechos informativos: el primero de ellos es el debate, y el segundo, las consecuencias de dicho encuentro entre candidatos/as y la ausencia de un debate cara a cara entre los principales competidores políticos, Mas y Montilla. Asimismo, el diario presenta una pieza informativa de carácter importante sobre el candidato socialista. En ésta, relata el mitin realizado ayer acompañado por Zapatero, y de ella se desprende un discurso desfavorable al candidato, presentado en una situación de inferioridad en el contexto de la campaña en la que el que es Presidente del gobierno de Estado español tiene que intervenir directamente: “Zapatero sale en auxilio de Montilla con una embestida contra Mas”. En lo que respecta al candidato convergente, el diario trata al candidato como fuente de noticia muy importante, con discurso y fotografía neutros, de la que destaca que “Mas difunde su patrimonio y lamenta verse obligado a ello”. Cabe destacar la ausencia de referencia a la participación de las mujeres en la campaña en las lecturas del debate realizado ayer.

Pese a que La Vanguardia elige para su portada seis pequeñas fotografías de cada uno de los participantes en el debate y las acompaña de sendas declaraciones, la fotografía más grande, que retrata a Montilla y Mas en la mesa del debate, y el correspondiente pie de foto subrayan el enfrentamiento entre ambos candidatos y refuerza la oposición existente entre ellos. El titular principal de la portada es para el líder convergente, y también el de la crónica interior de tres páginas que detalla el desarrollo del debate televisivo, una pieza de importancia máxima que se centra en las principales interpelaciones entre los candidatos de CiU y PSC, que destaca que “Artur Mas fue el interlocutor de referencia para el resto de los líderes” y que recibió ruegos de acuerdo postelectoral por parte de tres partidos minoritarios. La tira cómica que acompaña esta crónica podría considerarse despectiva respecto a la campaña de Montilla. Otra noticia más, de carácter importante, da cuenta de la posibilidad de que mañana haya un debate cara a cara entre Mas y Montilla, lo cual resalta la polarización de la campaña. La crónica describe el modo en que se planteó esta propuesta planteada en el debate de ayer, si bien destaca que es el PSC quien propuso que la discusión a dos bandas no tuviese lugar ayer mismo, sino más adelante, lo cual da pie a interpretar como débil la posición del candidato socialista. Destaca que se lleve a la portada una pieza de máxima importancia que en el interior del periódico detalla que, según la encuesta que ayer publicó La Vanguardia, “el 53% del electorado considera que Mas está mas considerado que Montilla (21%) para sacar a Catalunya de la crisis”, “también entre los votantes del PSC”, y destacando lo mucho que se ha incrementado la ventaja del convergente en los últimos meses.

La pieza que da cuenta de la actividad de campaña del PSC está prácticamente monopolizada por Zapatero, que ayer prestaba su apoyo al candidato socialista, y aparece abrazándolo en una foto que aunque resulta favorable para Montilla no impide mostrarlo como desplazado por el presidente español. Mas, por el contrario, es el protagonista de la noticia sobre la campaña de CiU, apelando al voto de quienes normalmente no votan a esta opción, y acompañado por una fotografía con Duran i Lleida, de fondo militantes y senyeras, y un pie de foto que alude a la “euforia absoluta” de saberse favorito.

De nuevo, plurales masculinos; se menciona el papel de una mujer, Mònica Terribas, como directora de TV3, que intervino en la gestión del posible debate a dos que puede producirse mañana.

Los sondeos son para Mas, y los periódicos lo dan por hecho

La Vanguardia, El Mundo y El País llevan a sus portadas sendas encuestas según las cuales CiU resultaría claramente la opción más votada el próximo domingo, y Mas el candidato más popular entre el electorado catalán. Destacan los análisis de estas prospecciones, las entrevistas al líder convergente, y el apoyo de Pérez Rubalcaba a José Montilla explicitado en todos los rotativos, que sin duda mañana informarán sobre el desarrollo del debate electoral que esta tarde emite TV3.

Avui dedica hoy portada y dos noticias al candidato convergente, Artur Mas, frente a la única noticia, en página par, para José Montilla. En ambos casos el análisis iconográfico-fotográfico resulta favorable para sendos candidatos, pero en cuanto análisis semántico, el rotativo es manifiestamente favorable a Mas que a Montilla. Destaca en portada el anuncio del debate de los candidatos que esta tarde, a las 18h, ofrecerá TV3 y ofrece una foto de Mas de cuando participó en el programa catalán de sátira política Polònia, que se emite semanalmente en la misma cadena. El diario admite que nadie cuestiona la ventaja de Mas sobre el resto de presidenciables y destaca la prudencia de CiU a la hora de valorar y trabajar con esta ventaja.

La jornada de ayer de CiU estaba dirigida a los inmigrantes. Avui destaca que Mas apuesta por la “integración” contrapuesta al concepto “multiculturalismo” que países como Alemania ya han rechazado por su escasa operatividad, y cuenta que al finalizar el acto de campaña se ofrecía a los inmigrantes una papeleta de CiU preparada para evitar el voto nulo y una explicación en catalán, castellano, francés y árabe sobre “cómo votar a CiU”.

Por su parte, el diario también recoge el patrimonio hecho público ayer por Montilla, más de 365.500 euros, y aclara que su vivienda está a nombre de su esposa. Aludiendo a los casos de corrupción que ha ido silenciando a lo largo de la campaña, el candidato socialista abogó por un “contrato de servicio público” con el que intentará cesar de responsabilidad a todo aquel que incurra en fraude fiscal. En el acto también participó Rubalcaba quien, de nuevo, fue interrumpido por un grupo de activistas prosaharauis que fueron expulsados de la sala.

La edición catalana de El Mundo abre hoy la sección Catalunya con los resultados y análisis del sondeo Sigma Dos-El Mundo cuyos datos muestran una holgada victoria del líder convergente Artur Mas. Las valoraciones de la ciudadanía hacia los dos candidatos, ambos “aprobados”, son motivo de noticia en la página siguiente, hasta completar un dossier de tres páginas en referencia al sondeo. En la página 23, con una escala de atención importante, Artur Mas enseña a “cómo votar a CiU a los inmigrantes”, titular de una noticia con diferencial semántico mayormente neutro aunque, con un tono algo positivo hacia el candidato. En la página siguiente, el president Montilla revela su patrimonio en una noticia poco importante y neutra, que acompaña una imagen, que aun sin ser parte del artículo en sí, muestra a los activistas saharauis que irrumpieron en el mitin del PSC. La única mujer mencionada es la esposa de Montilla, dueña de los bienes más importantes del líder, como su casa, y a quien se presenta con cierto poder

Por su parte, la edición catalana de El País dedica sus principales espacios a los resultados del sondeo que le augura una amplia victoria a Artur Mas y le otorga el título de único candidato que es aprobado por los ciudadanos. Montilla aparece detallando sus bienes, pero El País comienza a mostrarse más frío con él y su tratamiento fotográfico empeora. Hoy la fotografía le sitúa borroso en primer plano mientras que es Rubalcaba quien aparece con claridad, al fondo y junto a una senyera. Mas es tratado de nuevo de forma hostil por el rotativo. En esta ocasión, la fotografía es sustituida por una viñeta de humor en la que se critica el tono con el que se dirigió a un grupo de inmigrantes a los que les pedía el voto.

El Periódico de Catalunya dedica hoy sendas piezas informativas a ambos candidatos. Montilla aparece como fuente de una noticia importante, con discurso y fotografía neutros. Las piezas centran su atención, por un lado, en el hecho de que el candidato socialista haya desvelado su patrimonio, y por otro lado, en el acto de campaña celebrado ayer al que acudió respaldado por Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquim Nadal. En lo que respecta a Artur Mas, el diario recoge dos piezas en las que destaca, primero el mitin que CiU celebró ayer y en el que el partido “ilustró a los inmigrantes sobre cómo entregar la papeleta para votar a Mas sin equivocarse” y segundo, y con carácter muy importante la entrevista que le hace el periodista Xavier Sardà. En ella se desatacan las siguientes alusiones hacia las mujeres del candidato convergente: “Las mujeres me gustan mucho, y aunque soy de hueso he procurado resistir cualquier tentación”. Son precisamente esas las únicas referencias directas a las mujeres realizadas en los actos de ayer por ambos candidatos.

La práctica totalidad de la portada de La Vanguardia se dedica a dar cuenta de los resultados de una encuesta de intención electoral elaborada para el periódico según la cual “CiU acaricia al mayoría absoluta”. Un subtítulo, y una enorme infografía, afirman que “casi el doble de catalanes prefiere a Mas sobre Montilla” al frente de la Generalitat -51% frente a 28%-, centrándose en el enfrentamiento entre los dos candidatos, y no tanto en la estimación de la intención de voto, que no resulta tan ventajosa para CiU –40%, frente al 20% para el PSC-. La muy importante crónica interior, titulada “Catalunya prefiere el cambio”, da por hecha la victoria de CiU y alude a un “desplome de los tres candidatos del tripartito”, desarrolla el análisis de la encuesta, y asume que Mas y Montilla son los únicos aspirantes reales a la presidencia. A su vez, destaca que son los únicos que aprueban ante la opinión pública, asignándoseles un 6 a Mas y un 5.1 a Montilla.

Una destacadísima entrevista a Artur Mas de tres páginas incluye una gran fotografía de carácter institucional que ocupa la segunda página prácticamente al completo. Se resaltan sus palabras cuando afirma que está muy preparado para gobernar, que tiene una gran formación económica y experiencia en el sector privado, y que tiene aspecto de “guapo y de primero de la clase”. El candidato convergente aparece como responsable, y ambicioso pero autocontrolado, y destaca su disgusto al ver, en las dos anteriores legislaturas, que fuese investido president quien no había obtenido el mayor número de votos. Mas dice asimismo que habla varios idiomas, “como Pujol y Maragall, otros no lo hacen”, y considera que Pujol ha sido su “maestro en política”.

Destaca que la pieza de La Vanguardia destinada a informar sobre la actividad socialista, de carácter importante, muestre a en una fotografía a Montilla rodeado de responsables de su partido, incluido Rubalcaba, pero que sea éste, y no el propio candidato, quien se mencione en el titular. De hecho, la pieza se centra en los apoyos de Zapatero y del resto de la cúpula socialista recabados por el candidato tras comunicar que no se presentará a la reelección, y sólo más adelante detalla su actividad en la jornada de ayer. A su vez, Montilla también protagoniza un breve de poca importancia y una fotografía homenajeando al socialista Ernest Lluch, asesinado hace diez años. Por su parte, la pieza de carácter muy importante protagonizada por Artur Mas lo sitúa en un mitin con inmigrantes a los que insta a “asumir los valores de la catalanidad”: iniciativa, esfuerzo, espíritu de superación, tolerancia… mencionándose de nuevo en la crónica la figura de Pujol, quien en su momento definió al catalán como “todo aquel que vive y trabaja en Catalunya”. En todo el periódico destaca el uso en masculino de formas falsamente generalizadoras.

Montilla será presidente o no será nada, y todos los periódicos se hacen eco de ello

La mayoría de las cabeceras dan por hecho que el próximo president de la Generalitat será Artur Mas, y desde esa clave analizan las declaraciones de José Montilla de ayer en las que anunciaba que no se presentaría a una posible reelección. Las fotografías de ambos candidatos son mayoritariamente positivas en todos los periódicos. El Mundo reduce su cobertura en el último fin de semana de campaña, y El País eleva a la portada de su edición nacional la entrevista en profundidad que hace al candidato socialista.

Avui dedica hoy más espacio al candidato Montilla que a Mas. Las noticias y portada dedicadas al candidato socialista abordan el anuncio de su renuncia como presidenciable a las elecciones previstas para el 2014. El rotativo dedica atención máxima o muy importante a este hecho, que además es valorado negativamente al considerarse un anuncio electoralista: “tiene un golpe de efecto en medio de la carrera hacia el 28-N”. La cabecera también recoge algunas palabras del mitin de ayer del PSC, donde Montilla intenta recaptar el voto de su electorado y los indecisos justificando que “puede” que “no hayan estado a la altura” en los últimos cuatro años.

Las reacciones de CiU aparecen en una noticia donde Artur Mas se muestra contundente a la hora de tachar de intento de ganar votos el anuncio de Montilla, y critica la aparición en campaña de vídeos “pornográficos” que pueden contribuir más a la desafección política, en clara referencia a la pieza producida por las Juventudes Socialistas Catalanas (JSC) y al de Montserrat Nebrera, que se presenta como candidata de Alternativa de Govern. La única aparición femenina que se hace en las piezas analizadas es la de Montserrat Tura, que se apunta como candidata a suceder el lugar de Montilla en los comicios de 2014.

Lo más destacable de la edición catalana de El Mundo es la escasez de noticias donde los dos candidatos analizados sean fuente. La portada de sección recoge las declaraciones de José Montilla que anuncia esta será la última vez que se presente a president. La información, de carácter muy importante, es de carácter neutro, con un análisis icónico, una vez más, digno de campaña donde aparece rodeado de gente y acompañado de Celestino Corbacho, Nuria Marín y Josep Borrell. Respecto a Mas, la escala de atención es poco importante ya que la noticia aparece debajo de la ya analizada, es neutra, y habla de la publicación del patrimonio del líder convergente, mencionando las críticas de Mas hacia las campañas electorales de los demás partidos. La fotografía, sin embargo, no es tan positiva, pues muestra la sombra del candidato de CiU con un gesto casi fantasmagórico. Por tanto, una única página para ambos candidatos donde la única referencia femenina es la imagen de Marín.

La edición catalana de El País publica hoy una larga entrevista con el candidato socialista de la que hace eco la portada de la edición nacional. Las preguntas tienen un tono crítico hacia ciertas actitudes y decisiones de su gestión como president de la Generalitat. Por su parte, la atención informativa sobre el candidato de Convergència i Unió se focaliza en las declaraciones del líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Puigcercós, que mientras trata de abrir canales de comunicación con CiU no deja de realizar críticas, en particular sobre el caso de corrupción del Palau. Una vez más, no hay ninguna referencia significativa a ninguna mujer en ninguno de los dos grandes partidos catalanes.

Por su parte, El Periódico de Catalunya destaca hoy, claramente, dos cuestiones de la campaña de los candidatos. La primera es también aquí la noticia de que Montilla no volverá a presentarse a las elecciones. La segunda, el hecho de que Mas y Montilla vayan a publicar antes del fin de la campaña la cuantía de sus respectivos patrimonios. Así, Montilla aparece hoy como noticia destacada, con la puntuación máxima. El diario dedica cuatro piezas al candidato, una de las cuales se extiende a las dos páginas. Tres de las piezas están enteramente ligadas a las declaraciones realizadas por el candidato socialista recogidas en el Foro Primera Plana impulsado por El Periódico y a las reacciones que han suscitado éstas entre sus opositores. La cuarta, analiza el mitin de campaña de Montilla en el que estuvo acompañado por Celestino Corbacho y Josep Borrell.

En lo que concierne a Mas, la cabecera dedica una pieza de importancia máxima, con fotografía y discurso neutros, en la que destaca que “Mas cede al ejemplo de los rivales y difundirá el lunes su patrimonio” e incide en que CIU “acusa al PSC de degradar la campaña para desmovilizar a los votantes”. Finalmente, respecto a la presencia de las mujeres en la campaña electoral, cabe recordar que ninguno de los candidatos ha hecho referencia directa en lo que va de campaña a las políticas de igualdad.

En cuanto a La Vanguardia, lleva en su portada la noticia de que el candidato Montilla anticipa su retirada, y hace el tema protagonista de la crónica de campaña del día: si gana las elecciones será su segunda y última legislatura como president, interpretando que el socialista ha ido a rebufo de Mas, que lleva anunciando esto desde el  comienzo de la campaña. El periódico entiende que el anuncio de Montilla “abre el melón de la sucesión”, interpretándolo como la oportunidad de que Montserrat Tura se postule como próxima líder del partido asumiendo con claridad que el próximo president será el candidato convergente. La pieza dedicada a Mas lo dibuja como un candidato con argumentos democráticos, con capacidad y preparación, porque presenta el programa de su partido ante políticos de otros países en inglés, y serio porque critica la frivolidad de la campaña y los vídeos eróticos –que otros partidos han empleado-, y por segundo día consecutivo es retratado desde un ángulo contrapicado, y eufórico y rodeado de militantes de su partido. En otra pieza en la que se insta a Mas a confeccionar una virtual portada de La Vanguardia, no se ahorran calificativos elogiosos a su capacidad de trabajo y su competencia como político.

La pieza muy importante dedicada a Montilla le resulta positiva en lo icónico, pero el titular reproduce sus palabras de manera literal: “Sólo pido una segunda oportunidad”, lo cual transmite una imagen del candidato socialista como débil e incluso plañidero.

Las reacciones ante los vídeos y la economía adquieren peso y se lo restan al debate identitario

Las reacciones a los escandalosos vídeos que ayer ocuparon parte de la atención informativa son recogidas e interpretadas por varias cabeceras, lo que da imagen de un Montilla poco autorizado en el seno de su propio partido, y un Artur Mas mucho más centrado y prudente. El Mundo obvia al candidato socialista, y El País lo presenta pensativo, frente a la euforia del convergente. La presencia o no de los debates identitarios es interpretada de maneras diferenciadas por las cabeceras, y la economía se presenta como el factor principal entorno al cual gira la campaña.

Avui abre hoy su sección de campaña electoral presentando fotografías de un Mas victorioso, al que el análisis iconográfico le es muy favorable. El tema de la independencia adquiere un destacado lugar en el diario. Se trata de una cuestión aludida timoratamente por los principales candidatos: Montilla descarta la convocatoria de referendos, alega que no serán aprobados y que no es lo que la mayoría de catalanes quiere. Por su parte, Mas aventura una convocatoria de la consulta del concierto económico si necesita reforzar la posición de la Generalitat en la negociación con Madrid, sin aludir directamente a la posibilidad de independencia política.

Otro de los temas que salpica la candidatura socialista es el cuestionamiento del vídeo que las JSC (Joventuts Socialistes de Catalunya) colgaron ayer en su página web y donde aparece una mujer que tiene un orgasmo al votar por el PSC. Montilla se desentiende del vídeo, y desde Madrid, Leire Pajín y Bibiana Aído lo rechazan rotundamente por ser sexista y políticamente incorrecto.

Y también con el polémico video de las JSC y con el de Montserrat Nebrera abre su edición catalana El Mundo, con una pieza en la que la mayoría de las fuentes protagonistas son mujeres; algunas se sitúan absolutamente en contra de dichas imágenes y otras afirman no darle tanta importancia.  En lo que a los candidatos analizados se refiere, a Artur Mas se le otorga una escala de atención alta en una página impar donde pide el voto a la ciudadanía socialista. Sin fotografía, el candidato de CiU vuelve a resaltar la necesidad del concierto económico catalán en una noticia neutra. José Montilla no es fuente principal ni secundaria en la edición de hoy, en beneficio del ex ministro Celestino Corbacho, número tres del PSC, que es protagonista de una entrevista de casi página completa.

La edición catalana de El País se centra hoy en la oferta de pacto entre ERC y CiU ofertada por Puigcercós y de la que ahora se retracta, y le dedica la máxima atención, incluyendo portada, amplia foto y espacio preferente. El tono general es neutro, aunque se realizan algunas valoraciones sobre cómo reaccionaron ante la noticia los militantes de los diversos partidos. Por otro lado, hoy se dedica una página a contrastar las piezas sobre los dos principales candidatos, con espacio más destacado en el caso de Mas y fotografías de ambos. Mientras la foto de Mas, un poco desenfocada, le muestra casi eufórico agitando una senyera, Montilla aparece paseando pensativo. Sigue sin aparecer una sola mujer junto a los candidatos en ningún lugar destacado desde el comienzo de la campaña, lo que comienza a ser ya una conclusión provisional del estudio.

El Periódico de Catalunya dedica hoy sendas piezas informativas a los actos protagonizados por ambos candidatos, centradas principalmente en las propuestas económicas de ambos líderes. Respecto a Mas, el diario dedica una pieza de carácter muy importante con discurso y fotografía neutros que alude a la demanda que dirige a los votantes del PSC instándolos “a que lo apoyen por una vez”, con el fin de lograr fuerza suficiente para dar un giro a la “relación fiscal insatisfactoria con el Estado”. En clave económico-jurídica también, la pieza principal dedicada a Montilla. Es una noticia de carácter importante y con foto y discurso neutros, que recoge las palabras del candidato socialista respecto al uso por parte de CiU del Palau. Asimismo, y en lo que atañe a la presencia de las mujeres en la campaña, la pieza acentúa el discurso de Monserrat Tura, número dos de la lista del PSC, que desvela las propuestas del partido socialista en materia de seguridad y justicia. El diario dedica una pieza de carácter poco importante a la presencia de José Montilla en el Foro Primera Plana que se realizará hoy viernes, y que está impulsado por El Periódico con el objetivo de “conocer y debatir las propuestas de los seis principales candidatos”.

La portada de La Vanguardia recoge las interpelaciones entre Artur Mas y José Montilla, y tematiza entorno a la economía y las medidas de ambos candidatos para enfrentarse a las cuestiones monetarias. La crónica de campaña remarca que Mas parte como favorito, y se le atribuye practicidad, dado que está dejando de lado los debates identitarios para centrarse en la propuesta de medidas económicas efectivas. Se detallan los recursos de campaña escandalosos que han empleado otros candidatos para llamar la atención, destacando que en esta ocasión el candidato convergente está siendo más discreto. De hecho, se destaca una cita literal que se le atribuye, afirmando que “no estamos por tonterías”.

La fotografía refleja la centralidad de la imagen del candidato en la candidatura de CiU, y una de las instantáneas es un contrapicado que lo retrata rodeado de militancia y de senyeras. Por el contrario, Montilla protagoniza una pieza no tan importante como la protagonizada por su contrincante, y la fotografía lo retrata en un mitin callejero, de lejos y poco arropado. Además, La Vanguardia presenta al candidato socialista como poco autorizado, dado que no ha sido capaz de controlar el vídeo lanzado por sus juventudes que tan poco le gusta. La cobertura electoral se completa con un reportaje a página completa en la que se pregunta sobre su propia economía doméstica al candidato socialista, al igual que hace días se hizo con Mas: la fotografía es neutra, y el texto lo presenta como prudente y ahorrador, si bien también alude a los rumores referidos a su alto tren de vida, que el president tiene que matizar y capear.

Avui al lado de Mas y El País al de José Montilla

Las reacciones al escándalo del videojuego y el cuestionamiento directo de Artur Mas de los planteamientos que hace Montilla aparecen con fuerza en las cabeceras analizadas, que salvo las excepciones de Avui y El País apuestan por textos más bien neutros que reflejan e interpretan la estrategia electoral, la imagen y el ideario asociado a ambos contendientes. Destaca que Montilla tiende a aparecer rodeado de cargos socialistas españoles prácticamente siempre. La presencia de la mujer en la campaña se materializa en las informaciones protagonizadas por la candidata Sánchez Camacho y también por la número dos del PSC, Montserrat Tura, mencionadas en varias cabeceras. Pero lo que destaca es el recurso a un orgasmo femenino empleado como reclamo en un video de las juventudes socialistas, que es aludido y reproducido por varias cabeceras.

Avui dedica hoy más espacio a Montilla que a Mas, aunque el tratamiento semántico sea diferente: desfavorable a la candidatura socialista y favorable a la del líder convergente. El diario califica de “electoralista” el pacto del traspaso ferroviario de regionales en plena campaña, y señala que aunque la gestión del servicio haya pasado a manos de la Generalitat, las vías continúan siendo propiedad del Estado. La cabecera también critica que Montilla se presentara ayer como líder para salir de la crisis económica, explicitando que el líder socialista “hace virtud del defecto” y recordando que ya en febrero de 2010 se intentó hacer una sesión monográfica del tema que fue un fracaso y no se llegó a ningún acuerdo.

Auque hoy también el diario se muestre a favor de la candidatura de Mas, le critica que haya dejado de hacer una campaña en positivo para “disparar contra su principal adversario político”. La única aparición femenina en campaña en los artículos analizados, es la de Alicia Sánchez-Camacho, cuya imagen mediática queda dañada por el escándalo del videojuego.

El diario El Mundo en su edición catalana dedica hoy más espacio al todavía president catalán a pesar de hacerlo en páginas pares, lo cual les resta puntos en la escala de atención.  Por una parte se puede leer la crónica de un mitin de campaña, donde tanto en la fotografía como en el texto José Montilla es acompañado por el nuevo secretario de Organización del PSOE. Cabe destacar la página dedicada a la imagen del líder socialista, empleando la misma presentación y mismo enfoque utilizados el día 15 para referirse a Artur Mas; a la periodista que escribe ambos textos Montilla no le parece tan atractivo como Mas. En cualquier caso, ambos textos son neutros, y destaca que a los dos candidatos se les han dedicado consejos estilísticos de una página completa.

En lo que al líder de CiU se refiere, una atención muy alta equilibra el espacio de más brindado a Montilla. Mas critica la excesiva intervención del tripartito y promete liberar a la sociedad catalana de ciertas restricciones si llega al poder. En este sentido, aunque el candidato convergente no sea su fuente principal, es interesante destacar una breve noticia que habla sobre el polémico código ético de Mossos, que sindicatos y otros grupos tachan de demasiado regulativo que, desde la última frase de la pieza, Artur Mas promete derogar. Hoy tampoco se hace alusión a las mujeres en la campaña, aunque sí al video presentado por las juventudes del PSC donde una mujer simula tener un orgasmo al votar a Montilla, y el presentado por Alternativa donde, con connotaciones similares, aparece la candidata Montserrat Nebrera envuelta en una toalla blanca.

Por su parte, la edición catalana de El País dedica hoy menos espacio a los dos principales candidatos. No obstante, sigue mostrando un tratamiento desfavorable hacia Artur Mas, aunque la foto con la que se acompaña la pieza lo retrata por primera vez de frente, mostrando un primer plano de su cara. El tono general es neutro, relatando lo que dijo en el mitin de La Seu d’Urgell, pero incorporando otros datos que critican o cuestionan sus palabras, en particular recordando casos de falta de control de fondos públicos que siguen vinculando a CiU con la corrupción.

En cuanto a Montilla, se señala que de ser reelegido dará marcha atrás en varias medidas estrella del tripartito. Hay un tono de reproche, pero se evita mostrar la foto de Montilla y se pone la de Joan Herrera que no parece estar relacionada con el contenido de la noticia.

El Periódico de Catalunya presenta hoy las diferentes líneas discursivas entre los candidatos Mas y Montilla. Así, presenta a Mas como una alternativa al tripartito y recoge las palabras textuales del candidato: “Mas ofrece una sociedad libre contra la asfixia del tripartito” en una pieza de carácter muy importante con discurso y fotografía neutros. Respecto al candidato del PSC, el diario destaca la idea de que “Montilla vindica su perfil de gestor ante el mesianismo nacionalista”. La pieza, de carácter importante aunque sin foto y situada en página par, recoge las palabras del candidato socialista en los actos de campaña de ayer a los que acudió acompañado de Marcelino Iglesias, secretario de organización del PSOE. Sin embargo, El Periódico dedica especial atención a la fórmula de petición de votos de las juventudes socialistas, que utilizan al orgasmo de una mujer como reclamo. Es precisamente ésta la única aparición de las mujeres en los actos de campaña hoy analizados. El diario recoge imágenes fragmentadas de carácter erótico, de una mujer en el momento de acercarse a las urnas para depositar su papeleta.

De la cobertura prestada por La Vanguardia a los dos candidatos analizados, destaca que las piezas que protagonizan son cada vez más extensas, y que de su análisis semántico lo que se extrae no es tanto que el diferencial resulte positivo o no, sino que las crónicas van interpretando con claridad lo que se considera que es la naturaleza de los dos candidatos. La crónica de campaña presenta a Montilla como un candidato en una coyuntura complicada, que ha tenido que elegir entre la dos “almas”, catalanista y española, del PSC, habiendo apostado por ésta última como decisión estratégica dentro de un marco de referencia estatal. Por oposición, la imagen de Mas se refuerza como defensor de los intereses catalanes.

El relato de la actividad del candidato socialista da cuenta de su encuentro con el mundo empresarial, ante el cual él mismo se presenta como un candidato práctico y apropiado para liderar la salida de la crisis económica. Aunque se reproduzcan de manera literal sus palabras, que juzgan como “ejercicio de autoafirmación”, La Vanguardia señala que hace meses que el Govern intentó poner medidas en ese sentido, pero la cercanía electoral y las tensiones en el tripartito lo impidieron. La cabecera señala de manera expresa, que en el acto de Montilla “como ya es habitual, hubo invitado madrileño, en este caso el aragonés (lit.) Marcelino Iglesias”.

La crónica dedicada a Mas, muy importante, asegura que el convergente entró ayer en el cuerpo a cuerpo con Montilla, “sin perder las formas”, y refuerza su figura como líder del partido retratándolo en un mitin rodeado de militantes y banderas pero no de políticos, y también su catalanidad. Mas, a su vez, encabeza las unánimes críticas respecto al affaire del videojuego, mientras por el PSC es Montserrat Tura quien se manifiesta al respecto. A su vez, destaca que desde la portada haya una llamada a la entrevista con Alicia Sánchez Camacho en el interior, que se titula con sus críticas expresas a la gestión económica como president del candidato socialista. Aparecen diversas mujeres apoyando a los respectivos candidatos, si bien no hay alusiones a políticas de igualdad.