Archivos por Etiqueta: Montserrat Tura

El cara a cara frustrado es el protagonista principal en todos los periódicos

Las cabeceras relatan las circunstancias extremas en las cuales finalmente se frustró el careo entre Mas y Montilla, el cual se convierte en el auténtico protagonista de la jornada, e incide también en los actos de campaña a los que los candidatos no pudieron acudir. Sendas entrevistas en El Periódico de Catalunya y La Vanguardia a José Montilla, que sin embargo desaparece de la crónica electoral de El Mundo y limitada presencia de mujeres en la víspera del Día contra la violencia ejercida contra las mujeres.

Avui centra hoy su protagonismo en el cara a cara que no pudo ser. Montilla es el candidato al que el diario hoy le otorga una mayor atención, aunque el tratamiento semántico le es desfavorable, pues subtitula que “la Junta tumba la propuesta de Montilla” haciendo recaer sobre el candidato socialista la responsabilidad de la propuesta fallida. Mas y CiU aparecen en el diario de forma más comedida, sin atacar al contrincante, y aceptando la resolución de la JEC (Junta Electoral Central). En este punto, el diario recoge como reacción de CiU que Montilla debía haber sabido que se necesitaba un margen de seis días para celebrar el careo, y según recoge Avui, el PSC responde valorando la posibilidad de presentar un contencioso administrativo contra la JEC porque entiende que la situación “no fortalece la democracia”. El diario aporta una copia de la resolución de la JEC en su edición, fortaleciendo el destacado que ayer emitía al recordar la normativa sobre la que se regulan los cara a cara mediáticos.

Avui subraya en diversas ocasiones la situación “rocambolesca”, “surrealista” y “atípica” que se vivió en la jornada de ayer, en la cual los candidatos no pudieron participar de los mítines de sus partidos a la espera de la celebración de la contienda dialéctica que esperaban. Las fotografías que se publican hoy son de Montilla, que aparece neutral según el estudio iconográfico, y del estudio de TV3 donde se iba a realizar el debate, y con menos presencia también aparecen retratados dos miembros del JEC.

Por su parte, la edición catalana de El País sigue tratando en esta recta final de campaña de forma neutra a Mas, si bien insiste con el tema de la corrupción. La gran noticia del día, en portada, es aquí también la imposibilidad de celebrar un debate cara a cara entre Mas y Montilla, lo cual el periódico considera un intento de estos dos partidos por polarizar la campaña. Llama la atención que ayer este medio considerase que el PSC tenía mucho que ganar y poco que perder y que hoy diga lo contrario. También sorprende el gran espacio que se dedica, en doble página, a reflexionar sobre la conexión entre el fútbol y la política a consecuencia del partido que jugarán el Barcelona y el Madrid el día siguiente a las elecciones.

También El Periódico de Catalunya centra hoy su atención en el hecho de que la JEC no haya permitido la realización del debate: son varias las piezas y los artículos de opinión -aunque éstos no entren en nuestro análisis- centrados en la decisión de la Junta y en el hecho de que “PSC y CIU se culpen de que no haya habido duelo televisado”. Más allá de esto, el diario dedica al candidato socialista una entrevista situada en página impar, con discurso y fotografía favorable, en las que predominan las preguntas personales frente a las ligadas a las propuestas de campaña, y que presenta a Montilla como un hombre con una “capacidad de trabajo proverbial”. En lo que hace referencia a Mas, el diario destaca una noticia de carácter importante resumiendo el acto de campaña del candidato convergente sobre seguridad. Se destaca de su discurso el hecho de que “niegue que la limitación de la velocidad reduzca la mortalidad”. Finalmente cabe destacar que una jornada antes del Día Internacional contra la violencia ejercida contra las mujeres, ninguna de las piezas ha recogido propuestas de campaña de los candidatos sobre políticas de igualdad.

También para la edición catalana de El Mundo la prohibición del cara a cara entre Artur Mas y José Montilla ha sido la noticia de campaña más importante del día. La Junta Electoral ha dio la razón al PP y ERC y eso provocó que el plato de TV3 se quedara vacío, como muestra la imagen elegida para la noticia. En lo que a los candidatos se refiere, Montilla vuelve a desaparecer. Artur Mas, por su parte, habla sobre la eliminación del límite de velocidad de 80 kilómetros por hora y otras medidas impulsadas por ICV en anteriores legislaturas, desde un texto importante con un enfoque similar al dado al candidato de CiU durante toda la campaña: neutro aunque con un tratamiento amable. El análisis icónico, también neutro, no muestra ningún acto electoral sino al líder de CiU caminando por un hotel junto a otros políticos. También destacan las dos páginas y llamada en portada que informan sobre la prescripción y consecuente cierre del caso de delito fiscal del padre de Mas.

Una vez más, la única mujer activa en la campaña ha sido Alicia Sánchez-Camacho. Y como último apunte, la referencia al partido Barça-Madrid en la tira cómica que dice así: “El cara a cara que realmente interesa esta semana”.

En La Vanguardia, las informaciones respecto al cara a cara monopolizan la jornada desde la portada, y relegan a un papel secundario a la actividad de campaña de ambos candidatos. La crónica, de importancia máxima, que relata lo acontecido alrededor del debate y su no autorización, califica lo acontecido de “verdadero sainete”, se hace eco de varias lecturas que interpretan que el interés de Montilla por celebrar el careo responde a una estrategia para avivar una campaña de la que ya estaba descabalgado, y la tira cómica, de nuevo, tiende a ridiculizar al candidato socialista. Hay referencias a que en los actos de fin de campaña tanto él como Mas echarán el resto, acompañado uno por “todos los pesos pasados del PSC”, expresamente Felipe González y Zapatero, y el otro por los líderes territoriales, Duran i Lleida y Pujol, que intervendrá junto al candidato convergente en un mitin “por primera y última vez en toda la campaña”.

La cabecera dedica tres páginas a una entrevista con Montilla, si bien no la anuncia de su portada. Tiene, al igual que la fotografía que la acompaña, cierto carácter institucional, y se le plantean algunas de las mismas preguntas que hace unos días los mismos entrevistadores dirigieron a Mas en una entrevista equivalente. Una pieza muy importante da cuenta de que el candidato convergente no pudo asistir al mitin de su partido de anoche debido al debate, y la crónica la protagoniza Duran, haciendo campaña en nombre de Mas, que sí sale en la fotografía, retratado con un teléfono en la mano dado que ayer “se pasó el día de ayer pendiente” de él. Se reproducen las palabras de Duran arengando a los militantes de CiU a votar pese a la “apatía general” y mostrando la necesidad de que el gobierno que salga de las urnas sea poderoso para no tener que pactar con otras opciones. La única mujer mencionada hoy es Montserrat Tura, que ocupó el puesto de Montilla en el mitin que estaba previsto que éste diera y al que no pudo acudir por el frustrado cara a cara.

Anuncios

Montilla será presidente o no será nada, y todos los periódicos se hacen eco de ello

La mayoría de las cabeceras dan por hecho que el próximo president de la Generalitat será Artur Mas, y desde esa clave analizan las declaraciones de José Montilla de ayer en las que anunciaba que no se presentaría a una posible reelección. Las fotografías de ambos candidatos son mayoritariamente positivas en todos los periódicos. El Mundo reduce su cobertura en el último fin de semana de campaña, y El País eleva a la portada de su edición nacional la entrevista en profundidad que hace al candidato socialista.

Avui dedica hoy más espacio al candidato Montilla que a Mas. Las noticias y portada dedicadas al candidato socialista abordan el anuncio de su renuncia como presidenciable a las elecciones previstas para el 2014. El rotativo dedica atención máxima o muy importante a este hecho, que además es valorado negativamente al considerarse un anuncio electoralista: “tiene un golpe de efecto en medio de la carrera hacia el 28-N”. La cabecera también recoge algunas palabras del mitin de ayer del PSC, donde Montilla intenta recaptar el voto de su electorado y los indecisos justificando que “puede” que “no hayan estado a la altura” en los últimos cuatro años.

Las reacciones de CiU aparecen en una noticia donde Artur Mas se muestra contundente a la hora de tachar de intento de ganar votos el anuncio de Montilla, y critica la aparición en campaña de vídeos “pornográficos” que pueden contribuir más a la desafección política, en clara referencia a la pieza producida por las Juventudes Socialistas Catalanas (JSC) y al de Montserrat Nebrera, que se presenta como candidata de Alternativa de Govern. La única aparición femenina que se hace en las piezas analizadas es la de Montserrat Tura, que se apunta como candidata a suceder el lugar de Montilla en los comicios de 2014.

Lo más destacable de la edición catalana de El Mundo es la escasez de noticias donde los dos candidatos analizados sean fuente. La portada de sección recoge las declaraciones de José Montilla que anuncia esta será la última vez que se presente a president. La información, de carácter muy importante, es de carácter neutro, con un análisis icónico, una vez más, digno de campaña donde aparece rodeado de gente y acompañado de Celestino Corbacho, Nuria Marín y Josep Borrell. Respecto a Mas, la escala de atención es poco importante ya que la noticia aparece debajo de la ya analizada, es neutra, y habla de la publicación del patrimonio del líder convergente, mencionando las críticas de Mas hacia las campañas electorales de los demás partidos. La fotografía, sin embargo, no es tan positiva, pues muestra la sombra del candidato de CiU con un gesto casi fantasmagórico. Por tanto, una única página para ambos candidatos donde la única referencia femenina es la imagen de Marín.

La edición catalana de El País publica hoy una larga entrevista con el candidato socialista de la que hace eco la portada de la edición nacional. Las preguntas tienen un tono crítico hacia ciertas actitudes y decisiones de su gestión como president de la Generalitat. Por su parte, la atención informativa sobre el candidato de Convergència i Unió se focaliza en las declaraciones del líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Puigcercós, que mientras trata de abrir canales de comunicación con CiU no deja de realizar críticas, en particular sobre el caso de corrupción del Palau. Una vez más, no hay ninguna referencia significativa a ninguna mujer en ninguno de los dos grandes partidos catalanes.

Por su parte, El Periódico de Catalunya destaca hoy, claramente, dos cuestiones de la campaña de los candidatos. La primera es también aquí la noticia de que Montilla no volverá a presentarse a las elecciones. La segunda, el hecho de que Mas y Montilla vayan a publicar antes del fin de la campaña la cuantía de sus respectivos patrimonios. Así, Montilla aparece hoy como noticia destacada, con la puntuación máxima. El diario dedica cuatro piezas al candidato, una de las cuales se extiende a las dos páginas. Tres de las piezas están enteramente ligadas a las declaraciones realizadas por el candidato socialista recogidas en el Foro Primera Plana impulsado por El Periódico y a las reacciones que han suscitado éstas entre sus opositores. La cuarta, analiza el mitin de campaña de Montilla en el que estuvo acompañado por Celestino Corbacho y Josep Borrell.

En lo que concierne a Mas, la cabecera dedica una pieza de importancia máxima, con fotografía y discurso neutros, en la que destaca que “Mas cede al ejemplo de los rivales y difundirá el lunes su patrimonio” e incide en que CIU “acusa al PSC de degradar la campaña para desmovilizar a los votantes”. Finalmente, respecto a la presencia de las mujeres en la campaña electoral, cabe recordar que ninguno de los candidatos ha hecho referencia directa en lo que va de campaña a las políticas de igualdad.

En cuanto a La Vanguardia, lleva en su portada la noticia de que el candidato Montilla anticipa su retirada, y hace el tema protagonista de la crónica de campaña del día: si gana las elecciones será su segunda y última legislatura como president, interpretando que el socialista ha ido a rebufo de Mas, que lleva anunciando esto desde el  comienzo de la campaña. El periódico entiende que el anuncio de Montilla “abre el melón de la sucesión”, interpretándolo como la oportunidad de que Montserrat Tura se postule como próxima líder del partido asumiendo con claridad que el próximo president será el candidato convergente. La pieza dedicada a Mas lo dibuja como un candidato con argumentos democráticos, con capacidad y preparación, porque presenta el programa de su partido ante políticos de otros países en inglés, y serio porque critica la frivolidad de la campaña y los vídeos eróticos –que otros partidos han empleado-, y por segundo día consecutivo es retratado desde un ángulo contrapicado, y eufórico y rodeado de militantes de su partido. En otra pieza en la que se insta a Mas a confeccionar una virtual portada de La Vanguardia, no se ahorran calificativos elogiosos a su capacidad de trabajo y su competencia como político.

La pieza muy importante dedicada a Montilla le resulta positiva en lo icónico, pero el titular reproduce sus palabras de manera literal: “Sólo pido una segunda oportunidad”, lo cual transmite una imagen del candidato socialista como débil e incluso plañidero.

Avui al lado de Mas y El País al de José Montilla

Las reacciones al escándalo del videojuego y el cuestionamiento directo de Artur Mas de los planteamientos que hace Montilla aparecen con fuerza en las cabeceras analizadas, que salvo las excepciones de Avui y El País apuestan por textos más bien neutros que reflejan e interpretan la estrategia electoral, la imagen y el ideario asociado a ambos contendientes. Destaca que Montilla tiende a aparecer rodeado de cargos socialistas españoles prácticamente siempre. La presencia de la mujer en la campaña se materializa en las informaciones protagonizadas por la candidata Sánchez Camacho y también por la número dos del PSC, Montserrat Tura, mencionadas en varias cabeceras. Pero lo que destaca es el recurso a un orgasmo femenino empleado como reclamo en un video de las juventudes socialistas, que es aludido y reproducido por varias cabeceras.

Avui dedica hoy más espacio a Montilla que a Mas, aunque el tratamiento semántico sea diferente: desfavorable a la candidatura socialista y favorable a la del líder convergente. El diario califica de “electoralista” el pacto del traspaso ferroviario de regionales en plena campaña, y señala que aunque la gestión del servicio haya pasado a manos de la Generalitat, las vías continúan siendo propiedad del Estado. La cabecera también critica que Montilla se presentara ayer como líder para salir de la crisis económica, explicitando que el líder socialista “hace virtud del defecto” y recordando que ya en febrero de 2010 se intentó hacer una sesión monográfica del tema que fue un fracaso y no se llegó a ningún acuerdo.

Auque hoy también el diario se muestre a favor de la candidatura de Mas, le critica que haya dejado de hacer una campaña en positivo para “disparar contra su principal adversario político”. La única aparición femenina en campaña en los artículos analizados, es la de Alicia Sánchez-Camacho, cuya imagen mediática queda dañada por el escándalo del videojuego.

El diario El Mundo en su edición catalana dedica hoy más espacio al todavía president catalán a pesar de hacerlo en páginas pares, lo cual les resta puntos en la escala de atención.  Por una parte se puede leer la crónica de un mitin de campaña, donde tanto en la fotografía como en el texto José Montilla es acompañado por el nuevo secretario de Organización del PSOE. Cabe destacar la página dedicada a la imagen del líder socialista, empleando la misma presentación y mismo enfoque utilizados el día 15 para referirse a Artur Mas; a la periodista que escribe ambos textos Montilla no le parece tan atractivo como Mas. En cualquier caso, ambos textos son neutros, y destaca que a los dos candidatos se les han dedicado consejos estilísticos de una página completa.

En lo que al líder de CiU se refiere, una atención muy alta equilibra el espacio de más brindado a Montilla. Mas critica la excesiva intervención del tripartito y promete liberar a la sociedad catalana de ciertas restricciones si llega al poder. En este sentido, aunque el candidato convergente no sea su fuente principal, es interesante destacar una breve noticia que habla sobre el polémico código ético de Mossos, que sindicatos y otros grupos tachan de demasiado regulativo que, desde la última frase de la pieza, Artur Mas promete derogar. Hoy tampoco se hace alusión a las mujeres en la campaña, aunque sí al video presentado por las juventudes del PSC donde una mujer simula tener un orgasmo al votar a Montilla, y el presentado por Alternativa donde, con connotaciones similares, aparece la candidata Montserrat Nebrera envuelta en una toalla blanca.

Por su parte, la edición catalana de El País dedica hoy menos espacio a los dos principales candidatos. No obstante, sigue mostrando un tratamiento desfavorable hacia Artur Mas, aunque la foto con la que se acompaña la pieza lo retrata por primera vez de frente, mostrando un primer plano de su cara. El tono general es neutro, relatando lo que dijo en el mitin de La Seu d’Urgell, pero incorporando otros datos que critican o cuestionan sus palabras, en particular recordando casos de falta de control de fondos públicos que siguen vinculando a CiU con la corrupción.

En cuanto a Montilla, se señala que de ser reelegido dará marcha atrás en varias medidas estrella del tripartito. Hay un tono de reproche, pero se evita mostrar la foto de Montilla y se pone la de Joan Herrera que no parece estar relacionada con el contenido de la noticia.

El Periódico de Catalunya presenta hoy las diferentes líneas discursivas entre los candidatos Mas y Montilla. Así, presenta a Mas como una alternativa al tripartito y recoge las palabras textuales del candidato: “Mas ofrece una sociedad libre contra la asfixia del tripartito” en una pieza de carácter muy importante con discurso y fotografía neutros. Respecto al candidato del PSC, el diario destaca la idea de que “Montilla vindica su perfil de gestor ante el mesianismo nacionalista”. La pieza, de carácter importante aunque sin foto y situada en página par, recoge las palabras del candidato socialista en los actos de campaña de ayer a los que acudió acompañado de Marcelino Iglesias, secretario de organización del PSOE. Sin embargo, El Periódico dedica especial atención a la fórmula de petición de votos de las juventudes socialistas, que utilizan al orgasmo de una mujer como reclamo. Es precisamente ésta la única aparición de las mujeres en los actos de campaña hoy analizados. El diario recoge imágenes fragmentadas de carácter erótico, de una mujer en el momento de acercarse a las urnas para depositar su papeleta.

De la cobertura prestada por La Vanguardia a los dos candidatos analizados, destaca que las piezas que protagonizan son cada vez más extensas, y que de su análisis semántico lo que se extrae no es tanto que el diferencial resulte positivo o no, sino que las crónicas van interpretando con claridad lo que se considera que es la naturaleza de los dos candidatos. La crónica de campaña presenta a Montilla como un candidato en una coyuntura complicada, que ha tenido que elegir entre la dos “almas”, catalanista y española, del PSC, habiendo apostado por ésta última como decisión estratégica dentro de un marco de referencia estatal. Por oposición, la imagen de Mas se refuerza como defensor de los intereses catalanes.

El relato de la actividad del candidato socialista da cuenta de su encuentro con el mundo empresarial, ante el cual él mismo se presenta como un candidato práctico y apropiado para liderar la salida de la crisis económica. Aunque se reproduzcan de manera literal sus palabras, que juzgan como “ejercicio de autoafirmación”, La Vanguardia señala que hace meses que el Govern intentó poner medidas en ese sentido, pero la cercanía electoral y las tensiones en el tripartito lo impidieron. La cabecera señala de manera expresa, que en el acto de Montilla “como ya es habitual, hubo invitado madrileño, en este caso el aragonés (lit.) Marcelino Iglesias”.

La crónica dedicada a Mas, muy importante, asegura que el convergente entró ayer en el cuerpo a cuerpo con Montilla, “sin perder las formas”, y refuerza su figura como líder del partido retratándolo en un mitin rodeado de militantes y banderas pero no de políticos, y también su catalanidad. Mas, a su vez, encabeza las unánimes críticas respecto al affaire del videojuego, mientras por el PSC es Montserrat Tura quien se manifiesta al respecto. A su vez, destaca que desde la portada haya una llamada a la entrevista con Alicia Sánchez Camacho en el interior, que se titula con sus críticas expresas a la gestión económica como president del candidato socialista. Aparecen diversas mujeres apoyando a los respectivos candidatos, si bien no hay alusiones a políticas de igualdad.